Economía

La Casa Blanca y el Congreso listos para elevar el techo de la deuda durante dos años

Nueva York

La Casa Blanca y los demócratas en el Congreso han logrado un acuerdo presupuestario que elevará el límite de endeudamiento del gobierno federal durante los próximos dos año, según adelantan medios estadounidenses como CNBC y Bloomberg.

Aunque las partes todavía últiman detalles técnicos, el acuerdo en curso suspenderá el conocido como techo de la deuda hasta el 31 de julio de 2021. De esta forma se evitará que el Departamento del Tesoro se quedé sin fondos para costear sus responsabilidades de deuda a finales de este verano, como estaba previsto.

Además, el plan todavía en negociaciones busca eliminar permanentemente el conocido como secuestro, un mecanismo que recortaría automáticamente el gasto en caso de que los legisladores y la Casa Blanca no logren un acuerdo presupuestario. El secuestro, que provocaría un ajuste fiscal abrupto, habría entrado en vigor en enero sin la reciente acción del Congreso y la administración Trump.

Según adelanta la CNBC, el acuerdo presupuestario incluirá una paridad entre los aumentos en los gastos de defensa y los desembolsos nacionales no relacionados con estos menesteres, una prioridad para la Presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

Pelosi espera que el acuerdo presupuestario pueda ser aprobado por la Cámara Baja el jueves, la última sesión antes de que los legisladores se vayan de vacaciones durante el mes de agosto. Esto daría al Senado el tiempo suficiente para aprobar la legislación antes de que los senadores inicien el parón veraniego la próxima semana.

No obstante, según apunta el Wall Street Journal, algunos congresistas republicanos han pedido al presidente Donald Trump que rechace cualquier acuerdo que no incluya recortes significativos en el gasto.


WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.