Tráfico

Control alcoholemia: el 1% de los analizados dan positivo

  • 1.933 conductores, de los 196.500 controlados, han sido sancionados
  • 272 conductores han sido puestos a disposición del juez por superar la tasa de 0,60 mg/l
  • 470 conductores son detectados cada día conduciendo con tasas de alcohol y drogas
Control de la Guardia Civil de alcohol.

Durante la semana del 3 al 9 de junio, 196.480 conductores han sido requeridos por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para realizar la prueba de control de alcohol con motivo de la campaña de concienciación y vigilancia del consumo de estas sustancias al volante que la Dirección General de Tráfico. De ellos, 1.939 dieron positivo, algo menos del 1%. De ellos, 1.696 fueron detectados en controles preventivos, 128 tras haber cometido una infracción, otros 99 por estar implicado en un accidente y 16 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de esta sustancia.

De los 1.696 conductores que dieron positivo, a 248 se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, contra otros 10 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia

Por drogas

En lo referente a las drogas, de las 3.826 pruebas de detección de drogas que se realizaron a conductores, 1.360 resultaron positivas en los test indiciarios, de ellos, 1.166 detectados en controles preventivos, 139 tras haber cometido una infracción y 55 por estar implicado en un accidente. De los 1.360 conductores que dieron positivo a drogas, a 14 de ellos se les instruyó diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial, a 10 por conducir bajo las influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas y a los 4 restantes por negar a someterse a dichas pruebas.

Como viene siendo habitual, entre las drogas más consumidas están el cannabis (959 casos), la cocaína (524 casos) y las anfetaminas (197casos). Las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores se están incrementando progresivamente con la idea de llegar a generalizarse como las que se hacen para la detección del alcohol.

"En 2018 se dictaron 56.173 sentencias por conducir con exceso de alcohol"

Según recoge la Fiscalía de Seguridad Vial en el avance estadístico de su memoria anual, en 2018 se dictaron 56.173 sentencias por conducir con exceso de alcohol (tasa superior a 0,60mg/l en aire o 1,2 gr/l en sangre) o bajo la influencia de drogas.

Otras policías

Como viene siendo habitual en las campañas que lleva a cabo la DGT, la colaboración de las policías locales y autonómicas ha sido muy importante, ya que los controles de alcohol y drogas se han realizado tanto en vías interurbanas como en urbanas. Los datos de estas policías todavía se están procesando y habrá que sumarlas a las presentadas en esta nota.

Pese a que la campaña ha finalizado, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil continuarán realizando controles de alcohol y drogas a los conductores a cualquier hora del día y en cualquier carretera con el objetivo de disuadirlos de conducir.

Concienciación

Campaña de concienciación.

Por duodécimo año consecutivo, la Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos (ASPAYM) colabora con la DGT concienciando a los conductores sobre el grave riesgo que supone circular habiendo ingerido alcohol y otras drogas. Bajo el lema "No corras, no bebas… no cambies las ruedas", las personas voluntarias con lesión medular víctimas de un accidente de tráfico han acompañado a los agentes de tráfico encargados de realizar los controles.

En ese momento, el voluntario de Aspaym se acercará al vehículo retenido, trasladándole el mensaje común de la campaña y demostrando al mismo tiempo con su presencia, las consecuencias y secuelas irreversibles de los accidentes de tráfico.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.