Novedades

Peugeot 3008: el concepto 'crossover' llevado a su mejor definición

Los que escribimos de esto de los caballos y los gatos referidos a las cuatro ruedas (las de repuesto cada día escasean más) tenemos acceso a un gran número de vehículos cada año, en cifras de tres dígitos, y por ello es una absoluta delicia poder proclamar que un coche nos ha sorprendido de una forma "especial" cómo es el nuevo Peugeot 3008.

Y será por 'crossovers', 'SUVs', todocaminos o como queramos llamarlos. El vehículo crecidito en altura, con una musculatura desarrollada para, al menos, dar la sensación de que podremos acometer algún 'ochomil' con él, estética agresiva y espacio interior generoso? está de moda, es ?el segmento?. Las marcas se afanan en presentar nuevos modelos, agregar a gamas existentes un todocamino o, incluso, transformar algún modelo anterior para adecuarlo a las nuevas exigencias del "cómo he podido vivir sin un SUV". Te lo perdonaremos siempre, Qashqai, siempre.

Pues por todo ello es por lo que nos ha encantado el nuevo 3008. Peugeot ha sabido ver sin duda por dónde respiramos los pilotos, frustrados o no, de este país, para hacer una equilibrada amalgama de los gustos imperantes en los últimos tiempos en lo que a motor se refiere: diseño joven, atrevido, futurista incluso, con gran importancia a colores y bicolores; tecnología por un tubo, tanto para el entretenimiento de la tropa a transportar como para las ayudas a la conducción; prestaciones, eso que nunca falte; y mucha comodidad.

Peugeot i-Cockpit. En el bagaje de muchos años que llevamos analizando los coches que venden las marcas, ya nos hacemos una idea de lo que nos quieren vender de cada vehículo: generalmente, lo primero que destacan en las conferencias de prensa de presentación del mismo. Y esta denominación, al más puro estilo Apple (la marca maestra en vender lo que se les antoje), es sin duda el principal argumento de venta del nuevo 3008. Y no es para menos.

Para el que dio francés en el colegio (o no atendió mucho en inglés), "cockpit" es el habitáculo del piloto, el puesto de mando del conductor, esa zona del vehículo que cada día se parece más a la butaca de Han Solo en el 'Halcón Milenario', y que en esta ocasión presenta un volante realmente novedoso y futurista. En Peugeot lo denominan "volante compacto", y así es, al menos en dimensiones.

Ya llevamos unos cuantos años de contacto con volantes achatados por su parte inferior (las piernas de los que somos un poco talluditos lo agradecemos), pero en este caso el recorte se produce también en la parte superior del mismo, lo que le da una estética muy Fórmula 1, pero sobre todo una comodidad que sentimos tras el primer y lógico minuto de sorpresa y adaptación. Será una cuestión psicológica, pero al ser más pequeño el volante sentimos como que el coche es más ligero, lo manejamos mejor y nos sentimos más que nunca el corazón de la máquina.

Equipamiento muy completo

Todo ello va unido a una explosión digital en nuestro salpicadero, con un gran lámina frontal (en el lado del conductor) de 12,3 pulgadas, donde podemos programar a nuestro antojo todos los testigos de las funciones del vehículo, navegador, infoentretenimiento, ayudas a la conducción, etc., con unas atractivas animaciones gráficas. Este display se complementa con otro, en la zona central del salpicadero, de ocho pulgadas, para compartir la información. Una superficie tecnológica más que sobrada que preside el control de mandos del 3008. Como curiosidad, dentro de sus funciones interiores, el 3008 incorpora un 'ambientador' de tres fragancias para hacer el viaje aún más agradable, una versión 2.0 del pequeño pino de toda la vida que llevábamos colgado del retrovisor, y que se complementa además con una función masaje de los asientos delanteros. Por cierto, el i-Cockpit vendrá de serie en toda la gama del Peugeot 3008. El futuro ya está aquí.

No hace falta decir que este despliegue digital informativo no es solo cáscara, pues detrás de las formas tenemos unos fondos de armario realmente completos en lo tecnológico, tanto en las funciones de entretenimiento (como, por ejemplo, un completo equipo de sonado firmado por la firma francesa Focal) o de ayuda a la conducción (asistentes de crucero adaptativo con freno automático de emergencia, de salida de carril, de ángulo muerto, etcétera).

Como elementos de ?comodidad pasiva?, tenemos acceso a tapicerías en cuero, remates de madera auténtica de roble envejecido en las versiones superiores, techos panorámicos, etc.

Tanto futurismo interior se refleja también en el diseño exterior del vehículo, que no desmerece de su filosofía aperturista. Un frontal con una personalidad muy agresiva, especialmente marcada en la rejilla y los faros, de felina mirada full LED, con esos intermitentes corredizos que tanto nos gustan, que acompañan a grandes tomas de aire y paragolpes integrados. Carrocerías de estridentes colores, muy en la moda de la época que vivimos, con un chocolate especialmente atractivo. Una trasera marcada por una gran moldura que integra las luces, en forma de ?garra? del león de Peugeot, y un portón trasero eléctrico con la conocida función de apertura pasando un pie por debajo si llegamos con las manos ocupadas con la carga para un maletero realmente generoso de 520 litros con todas las plazas disponibles.

En cuanto a las motorizaciones, contamos con cuatro gasolina y tres diésel. Los primeros son dos 1.2 V6 de 130 caballos manual en versión estándar y de bajo consumo otro 1.2 V6 automático, y un 1.6 de 165 CV automático. En cuanto al diésel , podemos elegir hasta seis propulsores: un 1.6 de 100 CV; tres 1.6 de 120 CV (en versiones estándar, de bajo consumo y automática); un 2.0 de 150 CV manual; y otro 2.0 de 180 CV automático.

En cuanto a las funcionalidades del vehículo, es de destacar que, al menos de momento, el Peugeot 3008, a pesar de apuntarse al apellido 'crossover', no ofrece una tracción integral, aunque sí incorpora una función muy campera como es el asistente de descenso de pendientes ("Hill Assist Descend Control"), que nos permitirá acometer una fuerte bajada en esos caminos de tierra por los que nos aventuraremos dejando toda la responsabilidad al vehículo levantando los pies de los pedales, para que él solito avance, con frenadas automáticas individuales en cada rueda cuando sea necesario, y llegando a reducir la velocidad hasta los 3 km/h para no romper nada por los bajos.

En cuanto a equipamiento y acabados, cinco son los niveles que presenta el Peugeot 3008: Access (a partir de 25.150 euros), Active (27.400 euros), Allure (29.350 euros), GT Line (29.350 euros) y GT (a partir de 37.300 euros). El nuevo Peugeot 3008 está disponible desde el 20 de octubre, y en su lanzamiento cuenta con un descuento promocional de 1.700 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Usuario validado en elEconomista.es
Economist4
A Favor
En Contra

No tiene tracción 4x4? A otra cosa mariposa.

Puntuación 2
#1
simon templar
A Favor
En Contra

1.2 V6? eso ni existe ni ha existido nunca. Es un cuatro cilindros con un turbito. Las marcas están vendiendo humo a los consumidores. Los coches que están sacando últimamente rompen todos los principios que han inspirado al automóvil. Que nadie espere fiabilidad de esto.

Puntuación 9
#2
Pitu
A Favor
En Contra

He ido a ver el coche y es muy bonito, por dentro los acabados preciosos. Los motores pues no me acaban de convencer. Y lo peor a destacar, su precio. Cuando uno se dedica a mirar vehículos, tiene en cuenta el nivel de equipación junto al motor para estimar relaciones calidad-precio. Si nosotros miramos el nuevo 3008 como alternativa de los modelos que ya tenemos estudiado, nos encontraremos que es un coche con un precio bastante superior, con menos equipación y motores inferiores, a la gran mayoría de coches de la competencia (que además son marcas de mayor prestigio).

Peugeot debe corregir pronto la estrategia de precios, o dejaran de vender muchas unidades. El Hype del lanzamiento hoy en día dura poco, ya que en pocas semanas aparecen nuevos coches igual de interesantes.

Un saludo

Puntuación -1
#3