Motor

España vaciada: los vendedores de tractores piden 50 millones para achatarrar 3.500 máquinas

  • Piden cambios en la fiscalidad de la compra de las unidades de segunda mano.
  • Creen necesario una modernización de la formación de los mecánicos de tractores
  • La distribución de maquinaria agrícola genera 2.500 millones de euros

Son los grandes abandonados del mundo de la automoción o, al menos, así se siente la distribución de maquinaria agrícola. Tres de las principales redes –las de las marcas New Holland, John Deere y Massey Ferguson que suman el 68% de las ventas- han decidido unir fuerzas e incorporarse a la patronal de los concesionarios de automóviles Faconauto para poder tener más fuerza y visibilidad. Fruto de este paso, han presentado este miércoles de la mano del presidente del Faconauto, Gerardo Pérez, las demandas para el nuevo Gobierno, entre las que se encuentra un plan de Renovación de maquinaria agrícola dotado con 50 millones de euros que permita achatarrar 3.500 tractores.

Según los datos del Ministerio de Agricultura en España hay unos 90.000 tractores en funcionamiento, aunque según los responsables de las redes de distribución una gran mayoría no están realmente en activo. Lo que sí se sabe es que el 55% de la flota tiene más de 18 años, con los consiguientes costes para el Medio Ambiente en emisiones nocivas y para la seguridad de los tractoristas.

De aquí que consideren primordial que se empleen fondos públicos que contribuyan a rejuvenecer un parque que no solo es antiguo, sino que se ha quedado obsoleto ante las nuevas máquinas de alta tecnología, imprescindibles para seguir manteniendo la competitividad del campo español.

Pero no es la única medida que proponen. Así, la distribución de maquinaria agrícola agrupada en Faconauto ha elaborado una hoja de ruta de la distribución Agrícola con el horizonte de 2025 que debe contribuir a hacer más eficientes las explotaciones agrícolas y, en consecuencia, fijar la población creando puestos de empleo estables y bien remunerados en la España Vaciada. De la venta de maquinaria agrícola viven en España 7.000 familias en empleo directo y otras 21.000 en indirecto y generan 2.500 millones de euros que se reparten en las zonas rurales.

En primer lugar, proponen el mantenimiento el empleo del sector; el segundo punto es un marco jurídico estable que equipare la relaciones entre las empresas de distribución de tractores y los fabricantes, con la petición de que se les aplique la Ley de Agencias.

El tercer punto es el Plan de Renovación de maquinaria agrícola con esos 50 millones que tenga con finalidad el achatarramiento de las unidades más antiguas; la cuarta demanda de la distribución de tractores es la Unidad de Mercado dentro de España para que las posibles medidas de incentivo no tengan grandes diferencias entre las comunidades autónomas y la quinta, un plan de formación y digitalización que prepare a los jóvenes de las zonas rurales para afrontar las nuevas tecnologías que montan las máquinas actuales que trabajan en el campo.

Medidas fiscales

Fuera de plan, desde el sector de la distribución se demandará al Ministerio de Hacienda que equipare el tratamiento fiscal que reciben los tractores de segunda mano al de automóviles, camiones, autobuses... Estos últimos, tributan sólo por el beneficio que obtengan con la venta, es decir, por la diferencia de lo que ha costado comprar el vehículo al comerciante y por lo que lo ha vendido a través del Régimen Especial de Bienes Usados (REBU).

Sin embargo, los tractores se sacaron del REBU en 1995 en una decisión que no entienden en Faconauto. En la actualidad, el comprador de un tractor de segunda mano debe abonar un 21% de IVA sobre el precio total del tractor, sin importar el beneficio que pueda obtener el vendedor. Eso provoca una fuerte competencia con las unidades importadas, exentas del IVA para aquellos agricultores que se acogen al sistema de tributación por módulos. Por este motivo, los vendedores de tractores piden que la maquinaria agrícola vuelva al REBU.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5

Usuario validado en elEconomista.es
hidalgo78
A Favor
En Contra

Alguien sabe lo que vale un tractor? Alguien sabe lo que genera en neto el campo? Alguien sabe lo que vale arreglar una avería de un tractor que tenga menos de 10 años? Yo sí.. y pienso seguir con mi tractor del 1972, aun cumple, las averías las puede arreglar cualquiera con piezas de los desguaces. Invertir en un tractor nuevo, es para los latifundistas.

Puntuación 13
#1
Incrédulo
A Favor
En Contra

Por qué tengo yo que pagar a través de los coercitivos impuestos los nuevos tractores de estos agricultores. Que hagan un plan de viabilidad, lo presenten en una entidad financiera y adelante. Si la entidad no les concede la financiación es porque su idea no es viable.

Puntuación 0
#2
CPL
A Favor
En Contra

Con esos 50 millones los únicos que se van a beneficiar son las importadoras de tractores y las empresas agrarias grandes y medianas que no viven en zonas rurales despobladas

El autónomo, el agricultor de a pie que aguanta con su viejo, peligroso y contaminante tractor, es sin duda el gran perjudicado porque con estas ayudas se tapa el verdadero problema del campo, que son los muertos y heridos graves causados por tractores obsoletos e imposibles de sustituir por otros nuevos por la enorme diferencia del costo de su sustitución.

Puntuación 11
#3
Carmeliades
A Favor
En Contra

Con esos 50 millones los únicos que se van a beneficiar son las importadoras de tractores y las empresas agrarias grandes y medianas que no viven en zonas rurales despobladas

El autónomo, el agricultor de a pie que aguanta con su viejo, peligroso y contaminante tractor, es sin duda el gran perjudicado porque con estas ayudas se tapa el verdadero problema del campo, que son los muertos y heridos graves causados por tractores obsoletos e imposibles de sustituir por otros nuevos por la enorme diferencia del costo de su sustitución.

Puntuación 6
#4
Agricultor
A Favor
En Contra

Que bajen el precio de los tractores nuevos. No es ni medio normal el precio que tienen, ni el reparto de zonas prohibiendo comprar en otro concesionario que no te han asignado, ni el secretismo de precios.

Cuando entregas un tractor al cambio bien que te piden que la factura se la hagas a la persona que le venden luego ellos para no figurar. Y de estas, mil.

Puntuación 1
#5