Motor

Volkswagen Navarra trabaja para conseguir la adjudicación de un tercer modelo

  • Exigen aumentar el número de coches que se produce actualmente

Volkswagen Navarra trabaja actualmente para conseguir la adjudicación de un tercer modelo para la fábrica, que acompañaría al Volkswagen Polo y al Volkswagen T-Cross. Para optar a su producción, la central del grupo alemanan ubicado en Wolfsburg (Alemania) exige cumplir los objetivos de productividad y eficiencia en costes

La central de Wolfsburg (Alemania) ha explicado que actualmente hay cuatro fábricas de la marca Volkswagen con capacidad para acoger la fabricación de este modelo, ha informado Volkswagen Navarra en un comunicado. El pasado martes, una representación del Comité Ejecutivo y del Comité de Empresa de Volkswagen Navarra se reunió en Wolfsburg con miembros de la dirección del Grupo Volkswagen en Alemania.

Durante el encuentro, la central de Wolfsburg transmitió a los responsables de Volkswagen Navarra la necesidad de que la planta de Landaben se comprometa a cumplir los objetivos de productividad encomendados, pidió el incremento del número de coches que se producen a diario y les apremió a llegar a un acuerdo sobre el tercer modelo, en el que se concreten sus planteamientos, antes de las fiestas de San Fermín.

En este sentido, la dirección de Volkswagen Navarra está trabajando actualmente para "responder a los requisitos de la central y poder hacer realidad, con el paso de los días, la adjudicación de un tercer modelo, que, en virtud del cumplimiento de los objetivos y compromisos de productividad y eficiencias en costes, colocaría a la fábrica, además, en una buena posición estratégica dentro del desarrollo que está comenzando a realizar la marca Volkswagen en el ámbito de la electromovilidad".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.