Ecomotor

SuperNEX, la primera moto eléctrica superdeportiva de Kymco: de 0 a 100 km/h en 2,9" y 4 modos de conducción

El grupo Kymco ha anunciado en el Salón EICMA de Milán el desarrollo de su primera motocicleta superdeportiva eléctrica, la SuperNEX, que acelerará de cero a 100 kilómetros por hora en 2,9 segundos y que incorporará cuatro modos de conducción: calmado, positivo, energético y extremo.

Además, según deja entrever la firma taiwanesa en el comunicado emitido, la SuperNEX respetará el 'rugido' de los motores de combustión tradicionales. "Sin sonido, el carácter, la sensación u la pasión de la máquina se pierden. La moto deja de ser un objeto de deseo y se convierte en un medio de transporte más". Con el objetico de que eso no ocurra, el concept equipa el "primer propulsor acústico del mundo multifrecuencia" para reproducir los sonidos dinámicos del motor con "gran autenticidad".

"Con SuperNEX, Kymco marca el comienzo de la próxima era supersport y abre un horizonte de oportunidades ilimitadas para conquistar el corazón de los usuarios de todo el mundo", señaló el presidente del grupo, Allen Ko.

La SuperNEX, con sistema de transmisión de seis velocidades, acelera de cero a cien kilómetros por hora (km/h) en 2,9 segundos, de cero a 200 km/h en 7,5 segundos y de cero a 250 km/h en 10,9 segundos.

Kymco también ha desarrollado para su superdeportiva eléctrica un sistema avanzado de gestión del rendimiento para aprovechar todo su potencia en todo momento bajo las siglas FEP (Full Engagement Perfomance). Este permite que no patinen las ruedas al acelerar al máximo, y que la la trasera no se eleve al frenar bruscamente. 

El grado de participación de FEP se puede regular. Queremos que los usuarios, desde los más a los menos entusiastas, encuentren toda la emoción que esperan de una moto superdeportiva", apuntó Ko.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Deja tu comentario

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Comentarios

0

Ver más noticias
Ver más noticias