Motor

Un Tesla, un caza, un Fórmula 1, una moto... ¿la carrera de aceleración más extraña jamás vista?

Las carreras de aceleración son un verdadero deleite para los amantes del motor. Si recientemente veíamos a 12 'bestias' del asfalto midiendo sus capacidades, en esta ocasión la prueba está marcada por la diversidad de vehículos que se enfrentan: una Kawasaki Ninja H2R, un Tesla Model S P100DL (preparado para el campeonato Electric GT), un Aston Martin Vantage, un Lotus Evora GT 430, un monoplaza de Fórmula 1 del equipo Red Bull, un caza de combate F-16 del ejército turco y un avión Challenger 605.

El desafío, que tuvo lugar la semana pasada en el inacabado Nuevo Aeropuerto de Estambul (Turquía), testó durante 400 metros de longitud (248 millas) las aptitudes de sprint de la peculiar amalgama de vehículos.

Tal y como se aprecia en el vídeo, los dos aviones compiten al mismo tiempo, pero corren en pistas paralelas a la del resto de aspirantes. En el momento de la salida, el monoplaza se pone en cabeza de carrera, seguido de la Kawasaki Ninja H2R y el caza F-16, respectivamente.

No obstante, la moto recupera poco después los metros perdidos y termina sobrepasando al Fórmula 1 para proclamarse vencedora de la 'drag race' con 0,04 segundos de ventaja sobre el Red Bull (segundo). Completa el 'top 3' el F-16, mientras que el Tesla culmina el reto en cuarto puesto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0