Ecomotor

Mazda MX-5 2019: más potencia (y otras mejoras) para el mítico roadster japonés

Jorge Arenas6/09/2018 - 9:230 comentarios

Hace tres años llegaba al mercado la cuarta generación del Mazda MX-5 (denominación interna ND) y te contábamos aquí nuestras primeras impresiones. Desde 2015 hasta ahora hemos ido probando diferentes versiones, con capota blanda y con techo duro, con motor 1.5 y 2.0, e incluso una edición especial como la Red Heritage.

A estas alturas, el pequeño japonés necesita pocas presentaciones. Bien es sabido que es un roadster en su más puro concepto, ligero, de dimensiones contenidas, con tracción trasera y con motores muy capaces aunque sin potencia apabullante, que casan a la perfección con su filosofía de deportivo sencillo y disfrutable. Un coche redondo para quienes buscan sensaciones al volante sin complicarse la vida, aunque también poco capaz para quien le exija a su vehículo un cierto nivel de practicidad. El MX-5 da mucho por poco, pero no se le puede pedir espacio y maletero. No, eso es lo único que queda fuera de sus dominios. Nada preocupante, en cualquier caso, ya que el hecho de no poder viajar con maletas voluminosas o tener un interior no apto para claustrofóbicos, pasa a un segundo plano cuando se pulsa el botón de arranque y comienzan las curvas.

Las novedades del Mazda MX-5 2019

Prácticamente a mitad de su ciclo de vida, el Mazda MX-5 2019 llega con una serie de novedades que afectan, sobre todo, al apartado mecánico. De ello hablaremos más adelante. Pero también en materia de diseño, tecnología y equipamiento hay algunos cambios. Por ejemplo, hay un nuevo catálogo de llantas, una capota de material textil en color marrón y la posibilidad de enlazar el teléfono móvil al coche mediante las plataformas de Apple Car Play y Android Auto. Otro detalle acertado (parece mentira que a estas alturas no lo tuviera) es el ajuste en profundidad del volante, que mejora la ergonomía y permite encontrar una postura más adecuada para disfrutar de la conducción.

Otras novedades tecnológicas que afectan sólo al Mazda MX-5 RF (techo duro retráctil) son la llegada de sistemas como:

- detector de fatiga

- reconocimiento de peatones

- reconocimiento de señales de tráfico

- cámara de visión trasera

En el caso del del Mazda MX-5 Soft Top (capota de lona), da un paso adelante gracias a:

- mejoras en el aislamiento acústico

- pantalla LCD de 4,6 pulgadas integrada en la instrumentación

- llantas 'Black Metallic'

- acabado Nappa Edition

Más vidilla bajo el pie derecho

Pero la verdadera razón de ser de esta versión 2019 del Mazda MX-5 es la renovación de la gama de motores. Sigue existiendo el 1.5 como escalón de acceso, aunque con algunos retoques, y el 2.0, que antes tenía 160 CV, ahora pasa a rendir 184 CV e incorpora también algunos cambios.

Empezando por el motor 'grande', que es el más novedoso, mejora en todo esto a su predecesor:

- aumenta la potencia en 24 CV

- sube el par 5 Nm

- eleva el régimen de giro 1.000 rpm hasta más allá de las 7.000 vueltas

- es más suave y refinado

- cumple con la normativa Euro6d TEMP

Y todo esto, ¿en qué se traduce al volante? Fundamentalmente, en que es un motor más juguetón por el extra de vueltas que ofrece. Combina lo mejor del 1.5, que es precisamente esa capacidad de estirar como un chicle, y la contundencia del 2.0. Lo cierto es que no se nota mucha más capacidad de aceleración que en el anterior motor de 160 CV, o, al menos, las sensaciones son similares. Pero sobre el papel las cifras son mejores (ya era bueno el anterior) y además ofrece ese extra de picante al permitir que el motor gire como un molinillo en la parte alta, sin perder la buena respuesta a bajo y medio régimen. Así que solo podemos aplaudir la llegada de este motor a la gama.

Por su parte, el motor de acceso 1.5 eleva su potencia 1 CV hasta los 132 CV, sube el par 2 NM y cumple la normativa Euro6d-TEMP. Lo último es relevante; lo primero, no, porque el incremento de potencia y par es tan insignificante que lo más probable es que ni se note. En cualquier caso, aún no hemos tenido ocasión de probar este motor renovado, hablaremos de él cuando pase por nuestras manos.

El Mazda MX-5 sigue fiel a su filosofía y ahora ofrece un poco más de nervio gracias a su nuevo motor de 184 CV, se atiene a la nueva normativa anticontaminación vigente y adopta nuevos asistentes en materia de seguridad. En Ecomotor lo hemos podido comprobar de primera mano en una de las carreteras más apasionantes del mundo, la Transfagaran (Rumanía) y la experiencia no ha podido ser más satisfactoria.

Sus precios, descuentos varios ya incluidos (promocional y financiera) parten de los 21.779 euros de la versión más barata (Mazda MX-5 Soft Top 1.5 132 Skyactiv Origin) y llegan hasta los 30.129 de la más cara (Mazda MX-5 RF 2.0 184 Zenith Nappa Safety).


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Deja tu comentario

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Comentarios

0

Ver más noticias
Ver más noticias