Motor

Mercedes-Benz EQC: el primer eléctrico de la firma de la estrella ya es una realidad con 450 km de autonomía

Tras verlo por camuflado por Almería en fase de pruebas, el Mercedes-Benz EQC, el primer modelo completamente eléctrico de la firma de la estrella, ha sido presentado en su versión de producción. Llegará a los concesionarios a mediados de 2019.

Se trata de un todocamino que supone un punto de inflexión en la compañía alemana, el inicio de una nueva era que comenzó a gestarse con la presentación de la submarca de productos y tecnologías para la movilidad eléctrica EQ en el Salón del Automóvil de París de 2016.

El Mercedes-Benz EQC es un vehículo de 4,76 metros de longitud, 2,09 m de ancho y 1,62 m de alto que promete unas prestaciones nada desdeñables. En términos de autonomía, uno de los principales hándicap de los coches eléctricos, el SUV cuenta con más de 450 km según el ciclo WLTP, gracias a la batería de iones de litio de 80 kWh que monta. Esta la encargada de alimentar sus dos motores asíncronos que le proporcionan tracción integral y rinden 408 CV de potencia. El par motor se cifra en 765 Nm, la velocidad máxima es de 180 km/h (limitada) y acelera de de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, cifras más que aceptables para un modelo de 2.425 kg de peso.

La pila admite recargas con una potencia máxima de hasta 110 kW, siempre que lo permita la estación de carga correspondiente. En ese caso, el tiempo de carga es de unos 40 minutos para un incremento del 10 al 80%. Asimismo, El EQC dispone de serie de un cargador de a bordo (OBL) refrigerado por agua con una potencia de 7,4 kW. Por consiguiente, está preparado para el proceso de carga con corriente alterna (AC), tanto en el propio domicilio como en estaciones de carga públicas. Si se utiliza una Mercedes-Benz Wallbox, la carga es hasta tres veces más rápida que conectando el vehículo a una caja de enchufe doméstica. Si se desea superar esta velocidad, puede recurrirse a la carga con corriente continua -prevista de serie- que harán posible los sistemas CCS (Combined Charging Systems) en Europa y EEUU.

Consumo de energía inteligente

Para 'manejar' el consumo de energía, que depende en gran medida del estilo de conducción, el EQC cuenta con cinco programas de conducción de diferentes características: 'COMFORT', 'ECO', 'MAX RANGE', 'SPORT' y un programa adaptable individualmente. Un sistema de asistencia a la conducción denominado asistente ECO presta amplia ayuda al conductor para conducir de forma anticipativa. Por ejemplo, con indicaciones sobre el momento adecuado para levantar el pie del acelerador por acercarse una limitación de velocidad, o con funciones como el planeo y el control preciso de la recuperación. Para ello se combinan mediante conexión en red los datos de navegación y el reconocimiento de señales de tráfico con la información de los sistemas inteligentes de seguridad (radar y cámara estereoscópica).

Estéticamente, el SUV eléctrico de Mercedes-Benz apuesta por una línea estilizada del techo, el contorno de las ventanillas con línea de cintura baja y un descenso del perfil del techo en la zaga que le confiere cierto aire coupé. Un elemento llamativo del frontal es la extensa superficie Black Panel que envuelve los faros y la parrilla delantera. El Black Panel acaba en su parte superior en un elemento de fibra óptica, que establece por primera vez una unión visual entre las típicas luces de circulación diurna de Mercedes-Benz en forma de antorcha.

Por otra parte, la carcasa interior y los tubos de los faros Multibeam LED incorporados de serie presentan un acabado en negro brillante, mientras que los elementos de contraste cromáticos subrayan discretamente la pertenencia a la nueva familia EQ: franjas azules sobre fondo negro y un distintivo Multibeam, también de color azul.

Un interior espacioso y tecnológico

En el habitáculo, espacioso gracias a su generosa batalla (2,87 m), destaca el tablero de instrumentos de un puesto de conducción basado en la doble pantalla de 10,25 pulgadas y centrado en torno al conductor, una zona que aloja los difusores de ventilación de perfil bajo y lamas en forma de llave en color dorado rosa.

El vehículo está equipado con el ya conocido sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que se ha completado con numerosos contenidos específicos para el EQC como, por ejemplo, la autonomía, el estado de carga y el flujo energético. Y para facilitar la circulación, tampoco faltan sistemas de asistencia como una adaptación anticipativa de la velocidad al acercarse al final de una retención. Si reconoce un atasco, el asistente activo de distancia Distronic reduce la velocidad a un máximo aprox. de 100 km/h. Si el vehículo se encuentra en una retención en la autopista, el sistema permite un guiado desplazado del centro del carril, con el fin de poder crear un pasillo para los servicios de salvamento.

La producción en serie del EQC dará comienzo en 2019 en la planta Mercedes-Benz de Bremen, Alemania, y saldrá a la venta a mediados de año.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Henry Fox III
A Favor
En Contra

Cuando todos tengan un Híbrido y un eléctrico puro comenzará la revolución. pero las marcas se tienen que poner las pilas... el combustible empezará a caer en picado el año que viene... no así la electricidad. Repsol, aprovecha vender a 1.39€/l que te quedan dos telediarios.

Puntuación -1
#1