Motor

Solo los residentes podrán acceder con su vehículo al Centro de Madrid desde noviembre

  • No habrá multas hasta el mes de febrero

La gran APR (Área de Prioridad Residencial) de Centro, Madrid Central, arrancará finalmente en el mes de noviembre después de varios aplazamientos, tal y como confirmaron este pasado jueves la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el concejal del PSOE Chema Dávila.

Este mes ha empezado a ponerse en marcha el despliegue de este complejo proceso, con el repintado y sustitución de plazas azules por verde en el distrito Centro, por el cual se restringirá el acceso al Centro a todos los excepto para los de residentes, transporte público y vehículos autorizados. En el verano se desarrollará el preceptivo decreto con las normas que regirán en Madrid Central.

Al acabar el verano, tras la correspondiente campaña informativa y la instalación de la señalización vertical, entrará en vigor el decreto en noviembre, primero con un periodo de avisos y de prueba mediante controles manuales a cargo de policías y agentes de movilidad para después ya, a primeros de año, pasar al sistema definitivo de control automatizado.

En concreto será en el mes de febrero cuando opere con normalidad, es decir, cuando empezará a multar a aquellos conductores sin vehículo autorizado o sin ser residentes entren en la que será la quinta APR de la capital. Si bien, desde noviembre los infractores serán informados de las multas que les corresponderían, aunque durante el proceso inicial de pruebas no se cobrarán.

La nueva APR abarcará un perímetro cercado por las calles Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Plaza de España, Princesa y Serrano Jover. La puesta en marcha de dicho nuevo sistema implicará además la integración en él de las actuales APR, que desaparecerán como tales.

Durante el verano se desarrollará la normativa y se publicará el decreto del Área de Medio Ambiente y Movilidad que especifique las sanciones, las condiciones de acceso al área, las restricciones y también las excepciones. Además, durante este tiempo habrá también una campaña informativa específica para los vecinos.

Chema Dávila mostró la satisfacción de su grupo con este compromiso del Gobierno municipal para implantar una medida "fundamental" del plan de calidad del aire -Plan A- que el PSOE llevaba en el programa electoral.

"Estamos satisfechos", explicó Chema Dávila, que considera que la medida será un "hito" en la lucha contra la contaminación en la ciudad.

Del mismo modo, Inés Sabanés remarcó que se trata de una de las principales medidas del Plan A que forma parte del "compromiso formal y muy explícito" del Ayuntamiento de Madrid para atajar la contaminación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud