Motor

El coche autónomo de Google, más cerca: deja de ser un experimento para ser una unidad más de Alphabet

Google continúa avanzando en su proyecto del coche autónomo y, partir de ahora, lo hará al descubierto puesto que la empresa de Silicon Valley ha optado por sacar de su laboratorio secreto, denominado 'Laboratorio X', al equipo de trabajo del anhelado vehículo.

Un movimiento con el que se acerca un poco más hacia la realidad al proyecto de Google, pues deja de ser un mero experimento oculto tras la cortina de secretismo que envuelve el 'Laboratorio X' para comenzar a ser una división de trabajo más de Alphabet, la matriz de Google, y espantar los fantasmas que cuestionaban su evolución.

Este nuevo negocio que operará de forma independiente bajo el amparo Alphabet comenzó a gestarse el pasado 1 de enero con la separación de sus finanzas respecto al grupo del laboratorio y ahora, a falta de resolver los trámites corporativos y legales pertinentes, se ha materializado. Además, se espera que el grupo comience a generar pronto ingresos, si bien no implica que se traduzca tan rápidamente en beneficios.

No obstante, Astro Teller, jefe del equipo que trabaja en el coche, no ha querido desvelar cuál será el modelo de negocio que llevarán a cabo en el futuro y ha dejado la puerta abierta a que esté enfocado hacia el coche compartido o carsharing: "El mundo tendrá coches que se venderán y vehículos que se compartirán, por lo que hemos puesto nuestro pensamiento en ello", afirmó Teller. No obstante, aclaró que se trata del siguiente paso dado que "por el momento están muy centrados en la seguridad".

Y es que Google no quiere correr demasiado en un terreno aún por explorar, por lo que aboga por ir introduciendo en el mercado durante los próximos años y de forma gradual sus coches autónomos, a medida que estos mejoren su comportamiento en las carreteras creadas para su desarrollo y sean capaces de afrontar condiciones meteorológicas adversas.

Al hilo de las cuestiones en seguridad, Teller no desaprovechó la oportunidad de lanzar un dardo envenenado a aquellas marcas como Tesla que han ido implementando sus progresos según los van logrando, dando a entender que no es el método más sensato: "Cualquier otra empresa que actúe de forma racional hará probablemente lo mismo, que es encontrar la forma de implementar de manera segura lo que vamos aprendiendo", afirmó.

Google no comparte las supuestas ventajas del piloto de conducción semiautónoma, la cual requiere de la atención permanente del conductor, por lo que sus coches serán completamente autónomos: "Se presionará un botón y se dirá al coche dónde ir".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud