Motor

La falta de semiconductores se notará hasta "bien entrado 2022"

  • La automoción europea obtiene entre el 60% y el 70% de sus chips a través de Taiwán y China

La Asociación Europea de Proveedores de Automoción (Clepa, por sus siglas en inglés) ha alertado de que la falta de semiconductores que afecta al sector de la automoción puede sentirse hasta "bien entrado 2022".

Así lo ha explicado la patronal en un informe en el que destaca que esta escasez ya ha retrasado la producción de 500.000 vehículos en todo el mundo.

Por ello, desde Clepa han reconocido como "probable" que la escasez de semiconductores limite la capacidad de los fabricantes para restaurar los inventarios globales de vehículos hasta finales de 2021 o principios de 2022.

"El segundo trimestre de 2021 ha sido muy desafiante y todavía vemos interrupciones en la fabricación, con retrasos en la producción y ocasionales situaciones de parada y marcha. Si bien la crisis aún no ha terminado, creemos que hemos visto lo peor y no es probable que la situación se deteriore aún más. Pero no se puede excluir que los efectos se puedan sentir aún más, hasta bien entrado el 2022. Estas circunstancias también tienen un impacto indirecto en los proveedores que no están usando semiconductores para su propia cartera de productos, por lo que afecta a toda la cadena de suministro automotriz", ha explicado el presidente de la patronal, Thorsten Muschal.

Ante esta situación, la patronal europea ha considerado que una respuesta oportuna a la crisis de los semiconductores es fundamental para fortalecer la competitividad de la UE y proteger los puestos de trabajo de miles de ciudadanos de la UE. Y es que la industria automovilística europea obtiene entre el 60% y el 70% de sus chips a través de instalaciones de fabricación por contrato en Taiwán y China.

Así, el sector de la automoción es responsable del 37% de la demanda de semiconductores en Europa, en comparación con una cuota de demanda global del 10%.

Tal y como ha reconocido Clepa, "Europa tiene capacidades de diseño de chips automotrices relativamente sólidas, pero la industria sin fábrica de la UE especializada en el diseño de chips se ha reducido un 50% en los últimos diez años, lo que destaca la necesidad de reevaluar las dependencias de la cadena de suministro en el área crítica de la tecnología de semiconductores".

Importancia de las pymes

El informe de la asociación llama la atención sobre el papel de las pequeñas y medianas empresas, que necesitan transformarse rápidamente, por lo que ha pedido que sean apoyadas para evitar perder puestos de trabajo.

El vicepresidente de la patronal y representante de las pymes, Marco Stella, ha apuntado que "las pequeñas y medianas empresas se encuentran en una posición particularmente desafiante porque a menudo están más sujetas a las circunstancias que las que dominan las soluciones, y dependen mucho de las decisiones que toman otros en la cadena de suministro".

Por último, desde Clepa han advertido de la importancia que tendrá los vehículos conectados y autónomos en la Unión Europea. Así, los sistemas avanzados de asistencia al conductor están desempeñando un papel fundamental para avanzar hacia una movilidad más segura y climáticamente neutra.

Además de impulsar los beneficios sociales, esta tecnología ha aumentado la participación en el valor de los sistemas electrónicos y semiconductores en un 35% en el coste de un automóvil, y es probable que esto continúe creciendo al 50% con el mayor desarrollo de vehículos conectados y autónomos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin