Motor

Mahle prevé pasar de 300 a 500 empleos en su centro de I+D en Paterna en dos años

  • Es centro de referencia en e-mobility del gigante alemán del automóvil
La sede en Paterna de Mahle.
Valencia

Una de las industrias valencianas que han visto su actividad duramente golpeada por la pandemia, la automoción, confía en las oportunidades de la revolución energética y las nuevas tecnologías para seguir creando empleo de calidad en la Comunidad Valenciana.

En plena ola de recortes laborales en el sector tras la caída de la demanda y la producción de Ford y las salidas acordadas por la factoría de Almussafes, no todo son malas noticias para el empleo. Uno de los gigantes mundiales de la industria auxiliar del automóvil, el grupo alemán Mahle, tiene previsto seguir creciendo en su centro de I+D en el parque tecnológico de Paterna (Valencia).

La compañía, que desembarco en Valencia tras la compra de la empresa manchega de electrónica del automóvil Nagares, cuenta actualmente con 300 trabajadores, casi en su totalidad ingenieros, y prevé incorporar otros 50 más a lo largo de este año. Sus planes no se quedan ahí, si no que planea alcanzar los 500 profesionales en las instalaciones valencianas, según explicó recientemente su director de I+D Alfredo Pérez, en la presentación de la alianza Ecomóvil23, un proyecto tractor en el que participan 56 empresas vinculadas al automóvil pero también a la tecnología y las smartcities de toda España.

Mahle, que produce componentes y equipos de electrónica para la automoción y cuenta con más de 72.000 trabajadores en todo el mundo, ha convertido su centro en Paterna en referente para soluciones de e-mobility, un campo que va más allá del coche eléctrico ya que en el abarca la movilidad en bicicleta eléctrica o soluciones para el coche compartido y mejoras en el tráfico.

Alianza para invertir 368 millones

Precisamente su directivo el proyecto Ecomóvil23 en que participan otros centros de referencia como el que Faurecia tiene también en Paterna de ejemplo de colaboración para garantizar la viabilidad como uno de los motores industriales de la región.

La iniciativa que pretende formar parte del Perte del automóvil financiado con los fondos europeos para la recuperación prevé una inversión de más de 368 millones de euros, generará 1.315 empleos directos, 6.735 empleos indirectos y 8.073 empleos mantenidos.

En el seno de este gran plan tractor se enmarcan hasta 34 actuaciones relacionadas con las baterías eléctricas, la sensorización del vehículo, la fabricación de componentes, el diseño, el embalaje y los servicios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.