Motor

Los drones de la DGT que vigilarán las infracciones durante Semana Santa: qué multan y qué no

  • La DGT tiene once dispositivos que colaboran en la vigilancia desde el aire
  • Están controlados por operarios capacitados de la UME y Guardia Civil
  • Tienen limitaciones como no volar a más de 120 metros o cerca de aeropuertos
Foto: Europa Press.

En uso desde la primavera de 2019, los drones de la Dirección General de Tráfico (DGT) cumplen dos años vigilando las carreteras desde el cielo. Un complemento de los helicópteros Pegasus, que en estas festividades volverán a ser de gran ayuda para los agentes de la institución que dirige Pere Navarro. Con hasta once dispositivos, estos aparatos tienen unas características especiales que hacen que puedan multar solo algunos tipos de infracciones.

En una Semana Santa muy atípica y donde se espera menos tráfico del habitual, la DGT ya prepara toda su artillería para controlar el ir y venir de coches y garantizar la seguridad vial con el objetivo de "cero víctimas". Para ello, una de las herramientas más modernas consiste en los once drones que cubren hasta 500 kilómetros de carreteras nacionales.

Un fuerte apoyo a los agentes policiales, para llegar a todos los puntos de España, y que no solo tiene el objetivo de multar. Es más, estos dispositivos apenas tienen capacidades sancionadoras y su función básica es la de vigilar el estado de las autopistas y autovías, gracias a su altura de vuelo.

Los drones no pueden cruzar carreteras o volar a más de 120 metro de altura

Controlados por operarios capacitados de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y Guardia Civil, solo los segundos son capaces de multar directamente mientras los primeros deben notificar antes la infracción a la Jefatura Provincial correspondiente. 

¿Qué multan y qué no?

Pero no todo es sancionable desde el aire y así, estos drones solo pueden 'cazar' ciertos tipos de imprudencias. Con límite a no cruzar carreteras, no superar los 120 metros de altura o volar cerca de aeropuertos, servicios militares o instalaciones de seguridad, los once aparatos no pueden sancionar los excesos de velocidad ni otras conductas medibles.

De esta forma, esta tecnología solo es capaz de captar imágenes y a partir de ellas juzgar si hay un hecho claro como saltarse un stop o una línea continua, el uso del teléfono al volante o el no llevar cinturón de seguridad. Imprudencias que, a través de un vídeo en redes sociales, la DGT ha demostrado cómo se captan desde el aire.

En dicho contenido, el dron aprecia la circulación de un coche en el que el copiloto es claramente un menor de edad. Además, viaja sin cinturón de seguridad o sistema de retención por lo que supone una multa de 200 euros y tres puntos del carnet para el conductor.

Una imprudencia que en la última campaña a favor del cinturón de seguridad se ha detectado en hasta 192 ocasiones, tal y como informa la DGT. Por ello, el trabajo de los drones es clave para garantizar la seguridad y evitar que, otra Semana Santa más, los fallecidos en carretera sean la pésima noticia de las festividades.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Xji
A Favor
En Contra

Cero víctimas y las leyes actuales es imposible, se necesita que vuelva ETA y les mate.

Puntuación 0
#1