Motor

Volkswagen ID.4: llega el primer SUV eléctrico total de la firma alemana

  • Cuenta con una autonomía de hasta 520 kilómetros
  • Un diseño futurista y un interior realmente amplio y cómodo
  • Velocidad máxima limitada a 160 km/h
Tras la llegada del ID.3, Volkswagen presenta su primer SUV 100% eléctrico: el ID.4

Volkswagen ya cuenta con su primer SUV completamente eléctrico, el ID.4, segundo capítulo de la historia enchufable de Volkswagen tras el lanzamiento, hace un año, del ID.3.

En estos duros tiempos de pandemia, el mercado automovilístico no deja de moverse y por ello asistimos al primer gran lanzamiento de un nuevo modelo de la temporada. Volkswagen, como tantas otras, expresó el año pasado su firme apuesta por la propulsión cien por cien eléctrica con la presentación del ID.3, que está a punto de llegar a nuestras carreteras. Y ahora le toca el turno al segundo de la fila, el ID.4, que tiene la salvedad de, además, pertenecer al segmento, no de moda, sino de realidad, los SUV o todocaminos o "crossovers".

Hablamos de un modelo que se engloba en el segmento más competitivo del mercado a día de hoy: los SUV compactos. Mide 4,58 metros de longitud, y su diseño se puede calificar sin miedo como completamente futurista. Su coeficiente aerodinámico de 0,28 le da un aire cupé, que se está poniendo muy de moda en el segmento, como por ejemplo vemos en el Kia XCeed.

En el momento del lanzamiento (primera edición First Edition), el ID.4 cuenta con dos versiones: el ID.4 First, por 49.950 euros en Alemania; y el ID.4 First Max, con un equipamiento más amplio, por 59.950 euros.

El diseño de la carrocería es muy fluido, con multitud de detalles que le dan ese referido aspecto futurista, como el grupo óptico trasero y un gran espóiler en el borde del techo. Como ya ocurría en el ID.3, no existe parrilla del radiador (recordemos que hablamos de un eléctrico total), lo que combinado con la firma óptica delantera exacerba ese carácter de "coche del futuro".

Y por supuesto, hablamos de un SUV, por lo que la robustez es otra palabra con la que podemos definir el diseño del ID.4. Robustez marcada sobre todo por los poderosos pasos de rueda y una línea de cintura muy fuerte y elevada, lo que reduce la superficie acristalada, acentuando la sensación de "flecha" en el conjunto del diseño. Su altura al suelo de 21 centímetros le permite circular por caminos no muy complicados con mucha soltura. A todo ello contribuye la nomenclatura un poquito rebuscada de los cuatro colores de su lanzamiento: "Blue Dusk Metallic", "Glacierwhite Metallic", "Honey Yellow Metallic" y "Mangangrey Metallic". Por supuesto, dispone de opciones de personalización, como el tan demandado bicolor, con techos y retrovisores exteriores negros, y pilares C, línea del techo y barras longitudinales plateadas.

Volkswagen ID.4 (vista tres cuartos trasera)

Se ha puesto un especial cuidado en dotar al ID.4 de las últimas tecnologías en cuestión de iluminación, con faros Matrix LED IQ.Light interactivos, que regulan el alumbrado sobre la carretera de forma inteligente. Como opción también podemos elegir grupos ópticos traseros LED 3D.

Como aspirante a todoterreno que es todo SUV, cuenta con ruedas de hasta 21 pulgadas de diámetro, lo que acentúa el carácter deportivo y robusto del modelo. La versión superior, denominada ID.4 1st Max, cuanta además con techo de cristal panorámico y portón trasero eléctrico que también se puede abrir con el pie. El maletero tiene una capacidad de 543 litros y puede ampliarse hasta 1.575 con el plegado total de las plazas traseras.

Interior "Open Space"

El interior, al que se accede al accionar las manillas de las puertas, integradas en la carrocería y que se abren eléctricamente de serie, es realmente espacioso y amplio, gracias a los 2,77 metros de distancia entre ejes del ID.4. Volkswagen aplica el concepto de "Open Space", que ya vimos en el ID.3. La consola central es de configuración flexible y no está conectada con el tablero de instrumentos, elevando la sensación de amplitud y comodidad.

Volkswagen ID.4 (interior)

Según relatan en Volkswagen, el ID.4 posee un concepto de manejo pionero, con un tablero de instrumentos sin teclas ni mandos físicos, con las indicaciones más importantes en una pantalla compacta que controla a través de un volante multifunción. Una gran tecla basculante en el lado derecho de la pantalla selecciona las marchas. En el centro del tablero de instrumentos tenemos la gran pantalla táctil (10 pulgadas en el ID.4 1st y 12 en el 1st Max) para la navegación, telefonía, infoentretenimiento y sistemas de asistencia y configuración del vehículo. El ID.4 monta las últimas tecnologías de Volkswagen, como el navegador Discover Pro, control por voz online, conexión con todos los smartphones, sistemas de asistencia IQ.Drive, head-up-display con realidad aumentada, etc.

Un motor de 204 CV

El Volkswagen ID.4 está propulsado por un motor eléctrico, situado detrás del eje trasero, a través de una caja de cambios de una marcha. Es un motor síncrono activado por imán permanente (PSM) que en los dos modelos de la edición de lanzamiento ofrece 204 caballos de potencia, 310 Nm de par desde el arranque, y ofrece una velocidad máxima limitada de 160 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos. En 2021 llegará un motor superior de tracción total, con más potencia.

Y llegamos al elemento fundamental en los vehículos cien por cien eléctricos: la batería. En los modelos ID.4 1st contamos con una batería de 77 kWh, con una autonomía de hasta 520 kilómetros. Volkswagen garantiza que, después de ocho años o 160.000 kilómetros de distancia recorrida, la batería tendrá como mínimo el 70% de su capacidad original.

En una estación de carga rápida, el ID.4 puede recargar hasta 320 kilómetros de autonomía en tan solo media hora, con una potencia de carga de hasta 125 kW. En los domicilios particulares, Volkswagen ofrece tres versiones del ID.Charger, la nueva unidad de carga de la firma alemana, a partir de 388 euros, todas ellas con una potencia de carga de hasta 11 kW.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Se ve que se venden bien los citroen
A Favor
En Contra

Ahora fabrican c4 en Volkswagen?

Están perdiendo el norte, no?

Puntuación 5
#1
Usuario validado en elEconomista.es
elenazgarcia
A Favor
En Contra

Increíble desde 50.000€ y viene con frenos de tambor.

Puntuación 21
#2
Es Vergonzoso.
A Favor
En Contra

Vaya notición solo vale 50.000-euros.....¿.pero es que creen

que este precio es una ganga,que esta al alcance de cualquier

padre de familia,o trabajador autonomo ?.

Estan locos completamente locos antes no tengo coche y

voy con un patinete electrico que no necesito carnet,ni seguro,

puedo ir contra direccción,por encima de las aceras etc,etc y

desde 125-euros.

APARTE DE QUE: el coche electrico es una "estafa anticipada"

ya que el más tonto de la clase sabe que no tiene ningun futuro

puesto que el combustible definitivo es y sera el hidrogeno o el

gas.

Puntuación 17
#3