Motor

UGT reclama a Industria que adopte medidas urgentes para la automoción

  • El sindicato destaca que una de las mayores debilidades es la falta del efecto sede
  • Anuncios como el del Gobierno francés de repatriar la producción pueden generar un dumping social

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT ha reclamado al Ministerio de Industria que adopte medidas "urgentes" para reactivar el sector de la automoción y que facilite la progresiva incorporación de los trabajadores a sus puestos.

Así lo ha explicado hoy el secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, quien también ha alertado de la "situación de alarma" en que se encuentra la industria del automóvil en nuestro país.

Hojas ha recordado el peso de la industria del automóvil en el conjunto de la economía, que representa el 10% del PIB del total, el 15% si se incluyen a los concesionarios y talleres, y los cientos de miles de trabajadores y trabajadoras directos e indirectos que dependen de la buena marcha del sector.

En su opinión, "la industria automovilística se encuentra en un momento de tormenta perfecta", una realidad "que veníamos arrastrando de situaciones anteriores muy complicadas previas a la pandemia del coronavirus".

Asimismo, Hojas ha señalado que desde UGT FICA llevan "muchos años advirtiendo que una de las mayores debilidades de nuestras plantas es que las decisiones de las marcas automovilísticas no se toman en nuestro país, sino en las sedes de los grupos".

Por ello han recalcado que necesitan que el Gobierno "siga demostrando su apuesta por un sector competitivo similar a la que se adoptó con ocasión de la crisis de 2008 cuando empresas, administraciones públicas y sindicatos trabajamos unidos para evitar que ninguna planta de las existentes en nuestro país cerrara".

Ha insistido en que el sector no puede esperar más ya que, por su volumen y repercusión en el conjunto de la economía, la recuperación no va a ser automática. "La demanda va a tardar en recuperarse, según las previsiones, al menos hasta el año 2022", y por ello "necesitamos mecanismos de estímulo a la demanda para que se produzca esa recuperación. Hay que tomar medidas ya para facilitar este tránsito", ha insistido.  

Por otro lado, el secretario general de UGT FICA ha recordado que el sindicato ha planteado que se apruebe "una figura extraordinaria de los Erte que alcance, al menos, hasta finales de este año para facilitar la desescalada, sobre todo en los primeros meses, y que los trabajadores puedan ir incorporándose progresivamente a sus puestos de trabajo".

Situación de las plantas españolas

En cuanto a la situación de Nissan, Hojas ha indicado que "los trabajadores llevan 20 días en huelga sin que por el momento hayamos tenido respuestas positivas y con un grave riesgo de posible cierre de instalaciones".

Ha insistido en que "la Unión Europea no puede permitir que se tomen decisiones de cierres de factorías en el territorio europeo, y España forma parte de la UE". Y desde luego "en ningún caso se pueden primar factorías que ya están fuera de la UE con ayudas europeas al sector automovilístico, como es el caso de la planta de Nissan en Sunderland (Gran Bretaña). Pedimos el compromiso de la UE y al Gobierno que exija a la UE ese compromiso en defensa de las plantas de Nissan en Catalunya".

Ha repasado la situación de empresas como Iveco Madrid y Valladolid, en la que ya se está hablando de probables medidas traumáticas para las plantillas, tipo Erte e incluso Ere, y del grupo Volkswagen, que ha tenido una pérdida importante de ventas durante estos meses. Precisamente sobre Volkswagen ha alertado de que "está tomando una serie de decisiones con relación a SEAT sobre la posibilidad de quitar el desarrollo de proyectos que tenían adjudicados relacionados con el vehículo eléctrico y otras plataformas". Desde UGT FICA "estamos exigiendo al Grupo siga apostando por SEAT Martorell.

Sobre la situación de Ford ha señalado "que estamos ya negociando expedientes de extinción de trabajadores y no podemos continuar así. Hay que tomar medida de apoyo".

Sobre Renault, ha insistido en que la Unión Europea debe impedir anuncios como los realizados por el Gobierno francés de que va a inyectar ayudas económicas directas a cambio de que se reubiquen o nacionalicen las producciones de sus marcas. "Anuncios como el del Gobierno francés pueden generar un dumping social entre países de la UE. Nuestras plantas han demostrado sobradamente que son de las más competitivas que tienen tanto el Grupo Renault como el Grupo PSA, y por ello estamos muy en contra de las decisiones que está anunciado el Gobierno francés".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.