Motor

Trece coches que ayudan a sobrevivir a los apocalipsis... de cine

  • El Ford "Interceptor" de "Mad Max" podría ser el vehículos más "apocalíptico"
  • El Hummer fue el vehículo estrella en los años noventa para afrontar catástrofes
  • "Armadillos" mineros, carritos de golf, camiones espectaculares... todo vale
El mítico Ford "Interceptor" de Mel Gibson en la primera "Mad Max"

Las películas de catástrofes, incluso de "apocalipsis", llevan décadas diciendo que "algunos están peor". Hoy repasamos un puñado de ellas... y los coches que aparecen en ellas.

Vivimos tiempos que no nos podíamos imaginar meses, semanas atrás. Pero siempre podríamos estar peor. Y si no, basta echar un ojo a los "apocalipsis" que a menudo podemos "vivir" en el cine, en las películas. Y rara es la película de diferentes catástrofes en la que los coches no tengan su minuto de gloria. Hoy revivimos trece de estos momentos, con sus vehículos.

"El último hombre sobre la Tierra"

(Ubaldo Ragona y Sidney Salkow, 1964). Producción ítaloamericana con el mito del cine de terror Vincent Price como protagonista, y basada en un icono de la literatura de ciencia-ficción y terror, "Soy leyenda", de Richard Matheson. Un hombre no solo lleva tres años viviendo solo en la gran ciudad, sino que tiene que hacer frente a los vampiros que provocó una pandemia mundial.

Chevrolet Two-Ten Townsman

EL "BARATO" CHEVROLET 210. El sucesor de las series 150 de Chevrolet tuvo su gran momento en sus dos primeros años de vida, 1953 y 1954, pero sucumbió ante la seducción de un mito de la marca, el Bel Air, en un momento en que Norteamérica comenzaba a salir a flote tras la Segunda Guerra Mundial, y los clientes preferían un coche con más "clase" que un vehículo más barato, porque además la diferencia entre ambos modelos era de tan solo 100 dólares.

"Mad Max: salvajes de autopista"

(George Miller, 1979). Si hablamos de apocalipsis y coche, esta es la película. Mel Gibson se dio a conocer al mundo con esta distopía en la que vivimos en un mundo caótico en el que falta de todo y sobra agresividad. Max, el protagonista, es un policía que se tiene que emplear a fondo contra las bandas de "moteros" y "tuneros" que campan a sus anchas sin ley.

Ford XB Falcon Hardtop

EL "REY DEL TUNEO" FORD XB FALCON HARDTOP. La mejor herramienta de Gibson es su "Interceptor". Hablamos de un Ford XB Falcon Hardtop de 1973, edición "Pursuit Special", una versión GT351 limitada y modificada por el director artístico de la película, Jon Dowding. Monta un compresor volumétrico desembragable, que aporta un punto más potencia. Cuarenta años después del estreno de la película, este icono automovilístico del cine sigue apareciendo en diferentes subastas.

"Estallido"

(Wolfgang Petersen, 1995). Una de las películas con las que más nos podemos identificar en las circunstancias actuales, si bien está basada en las diferentes crisis del ébola africano. Un mono contagia una epidemia mortal que no solo termina con las vidas de la gente, sino con la solidaridad e incluso el sentimiento de humanidad, con militares y políticos poniendo en marcha medidas "ejemplares" para exterminar ciudades enteras.

AM General HMMWV

EL "ADORADO" HUMVEE. El HMMWV ("High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle") o Humvee fue uno de los vehículos estrella de la década de los 80 y los 90 por su protagonismo en las distintas campañas militares de Estados Unidos, en especial en la Guerra del Golfo. De hecho, este modelo dio el salto, con lógicas modificaciones, al mercado con la marca Hummer, que veremos más abajo en otra película.

"Independence Day"

(Roland Emmerich, 1996). Si hablamos de catástrofes, no podemos olvidarnos de las invasiones extraterrestres. Y mucho menos de Will Smith ("ex Príncipe de Bel Air"), al que le vamos a volver a ver en este reportaje. Otra película que se ha convertido en un icono del cine más distópico.

Honda S90

LA "MÍTICA" HONDA SPORT 90. También conocida como Super 90 o S90, hablamos de una de las motocicletas ligeras más famosas de la historia, cuya producción tuvo lugar entre  1964 y 1969.

"Armageddon"

(Michael Bay, 1998). No podía faltar "Armageddon" en esta lista de películas apocalípticas con vehículos. Bruce Willis demostró que podía subir todavía más arriba que los rascacielos de "Jungla de cristal", concretamente hasta un meteorito que amenaza con chocar contra la Tierra.

Vehículo minero Armadillo

EL "CONCEPT" ARMADILLO. Los "prototipos" también tienen cabida en este tipo de películas, y si no solo hace falta echar un ojo a este "Vehículo minero Armadillo" con el que Bruce Willis salva el planeta del impacto de un meteorito.

"28 días después"

(Danny Boyle, 2002). Una de las películas más terroríficas del siglo XXI es sin duda esta distopía con un Londres asolado por los zombis, tras una pandemia a nivel mundial. 

LTI Fairway

EL "TÍPICO" TAXI LONDINENSE. No importa que hablemos de un Londres tomado por los zombis. Si hablamos de la capital británica, veremos un autobús rojo de dos pisos y, por supuesto, un típico taxi negro, en este caso el modelo LTI Fairway, que vistió el transporte público londinense en los años noventa.

"La guerra de los mundos"

(Steven Spielberg, 2005). La unión de tres nombres (H.G. Wells, autor; Steven Spielberg, director; y Tom Cruise, protagonista), nos trajeron una nueva versión de la novela del autor de "La máquina del tiempo" o "El hombre invisible", y que hizo mundialmente famosa Orson Welles con su recreación radiofónica en 1939 que provocó el pánico en todo Estados Unidos.

Plymouth Voyager

"LA VOYAGER". Aunque en esta película la vemos bajo la denominación Plymouth para el mercado norteamericano, "la" Voyager ha sido sin duda uno de los monovolúmenes más famosos de la historia del moribundo segmento, y que aquí la pudimos disfrutar bajo el manto de Chrysler o incluso de Lancia.

"Hijos de los hombres"

(Alfonso Cuarón, 2006). El oscarizado director de "Gravity" firmó una excelente distopía en el que el mundo se tiene que enfrentar a un más que posible derrumbe tras dos décadas de infertilidad total.

Fiat Múltipla

EL "DENOSTADO" MÚLTIPLA. De estar expuesto en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) a ser nombrado por "Top Gear" como "el coche más feo de 1999". Y es que el Múltipla, con sus seis plazas (3+3) y su frontal con faros diminutos y un escalón entre el capó y el parabrisas, suscitó más odios que amores en su corto periodo de vida (1998-2010).

"Soy leyenda"

(Francis Lawrence, 2007). Casi medio siglo después de la versión de Vincent Price (ver primera película de este listado), se volvió a adaptar el clásico de Richard Matheson en el que un único hombre sobrevive a una pandemia mundial que convierte a los muertos en vampiros. Y sí, de nuevo es Will Smith, y su perro, un maravilloso pastor alemán, el encargado de salvar el planeta.

Ford Expedition

EL "PUBLICITARIO" FORD EXPEDITION. No es este SUV del mercado norteamericano el único modelo de Ford que aparece en "Soy Leyenda". De hecho, los papeles "semiprotagonistas" de un Shelby y de un Hybrid Escape llevó a muchos a sugerir que se cambiase el nombre de la película a "Soy un anuncio de Ford".

"Bienvenidos a Zombieland"

(Ruben Fleisher, 2009). Sin duda la película más "cachonda" de zombis de los últimos años, disfrutamos de las rotundas presencias de Woody Harrelson y de Emma Stone en una "road-movie" salpicada de zombis y demás desgracias, con una hilarante escena con Bill Murray... haciendo de Bill Murray.

Hummer H2

EL "INFLADO" HUMMER H2. El H2 fue la lógica evolución del Hummer H1, el modelo que pretendió tomar por asalto un mercado que babeaba con las versiones de calle de los famosos Humvee del ejército estadounidense. Pero el experimento salió gaseosa, y a pesar de la monumental campaña de marketing, y del boca a boca, el Hummer demostró ser un modelo superinflado en todos los aspectos.

"Melancolía"

(Lars von Trier, 2011). Asterix y los suyos solo temían a una cosa: que el cielo se desplomara sobre sus cabezas. Pues de eso va esta película, de las menos raritas de Lars von Trier, de cómo reaccionarían unos y otros si un planeta se dirigiera contra la Tierra a toda velocidad.

Carrito de golf

EL "PROTAGONISTA" BUGGY. Aunque los protagonistas están podridos de millones y viven en una espectacular mansión en la campiña inglesa, el vehículo "estrella" es sin duda este "buggy" de golf (eléctrico o de combustión, no se especifica) que traslada a sus perjudicados protagonistas por los jardines y prados de sus propiedades.

"Guerra Mundial Z"

(Marc Foster, 2013). Estos zombis no son los míos, me los han cambiado. Una nueva pandemia provoca el levantamiento de millones de muertos vivientes, pero no de los que caminan lento y parecen bobos, no. Esto corren más que tú (casi más que el protagonista, Brad Pitt) y están todavía más enfadados que de costumbre. Una gran experiencia esta película.

Chevrolet Chevy Van

LA "FAMILIAR" CHEVY VAN. Son muchos los coches que vemos en una película en la que todos tratan de huir, pero no podía faltar, cuando una familia en peligro es la protagonista, una "camper" a lo bestia, la "respuesta" norteamericana a la Volkswagen T1 de toda la vida.

"Mad Max: furia en la carretera"

(George Miller, 2015). Cuarenta y seis años después de iniciar la saga, George Miller volvió a ese mundo apocalíptico lleno de bandas en sucios cacharros sobre ruedas luchando por sobrevivir en un planeta devastado. Pues para algunos esta cuarta parte de la saga es la mejor de todas, con una espectacular e irreconocible Charlize Theron.

Tatra 815-7

EL "APOCALÍPTICO" TATRA 815-7. La checa Tatra es una de las marcas automovilísticas más antiguas de Europa. Y aunque en 1999 cesó la producción de turismos, sigue siendo una de las referencias en la fabricación de camiones todoterreno. Y uno de sus modelos más cañeros, el 815-7, tiene un papel muy protagonista en la última entrega de "Mad Max".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0