Motor

Del "coche fantástico" al "Johnny Taxi": los coches autónomos más famosos del cine y la TV

Michael Knight, dejando que KITT conduzca por él

Los coches autónomos empiezan a ser una realidad, con mucho recorrido por delante, por supuesto, pero, como los duendes de "Poltergeist", "ya están aquí". Pero en realidad llevan tiempo entre nosotros, en el mundo del cine, y la televisión, en películas y series que en su día fueron futuristas –algunas lo siguen siendo– cuando se nos mostraban vehículos que, ¡oh, magia!, conducían solos, sin necesidad de humano alguno al volante.

Lexus 2054 Concept ("Minority Report")

Dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Tom Cruise en 2002, "Minority Report", que nos traslada al año 2054, es sin duda una de las mejores películas de ciencia ficción del siglo XXI. Y el Lexus futurista que aparece en la película, que te recoge en la ventana de tu casa, se desliza por tu fachada y se incorpora a la circulación, una auténtica pasada.

Audi RSQ Concept ("Yo, robot")

Dirigida por Alex Proyas en 2004, protagonizada por Will Smith, y ambientada en una fecha tan cercana como 2035, "Yo, robot", basada en relatos del gran Isaac Asimov, nos muestra un prototipo un Audi RSQ Concept que hoy, 15 años después de la realización de esta película, nos parece sorprendentemente actual.

Plymouth Fury del 58 ("Christine")

Llegará un día en que los tradicionalistas, los que rechazan el coche autónomo, llegarán a esgrimir como "argumento" la película "Christine" (John Carpenter, 1953), basada en un relato de Stephen King. Porque el maravilloso Plymouth Fury del 58 que protagoniza esta película de terror no solo es "autónomo", sino que esa presunta "libertad" le lleva a convertirse... en un coche asesino.

Lancia Stratos Zero ("Moonwalker")

Michael Jackson fue un genio de la música, pero el cine desde luego no era lo suyo. Pero en un engendro llamado "Moonwalker" (Jerry Kramer y Colin Chilvers, 1988), una insufrible cadena de videoclips, el "rey del pop" ¡se convierte en un coche! Eso sí, no en cualquier modelo, nada menos que un Lancia Stratos Zero, diseñado por Bertone en 1970.

Bugatti Tipo 57 ("Batman")

El coche más famoso de la historia del cómic, y por ende del actual cine de superhéroes, es el Batmóvil de Batman, el superhéroe sin superpoderes de DC Comics. Muchos modelos y versiones del coche del hombre murciélago hemos visto en cine y TV, pero nos quedamos con el que eligió Tim Burton para su versión de "Batman" de 1989, basado en el mítico Bugatti Tipo 57, "La Voiture Noire", que la firma italiana acaba de homenajear con un nuevo modelo en el pasado Salón de Ginebra. Este Batmóvil de 1988 monta como propulsor... la turbina de un avión. Cosas de superhéroes millonarios.

Johnny Taxi ("Desafío total")

Una de las utilidades que muchos ven al vehículo autónomo será, lógicamente, el transporte urbano. Un tema al que el cine, también, se ha adelantado. El taxi autónomo que recordamos con más cariño es sin duda el "Johnny Taxi" que coge Arnold Schwarzenegger en la maravillosa "Desafío total" (Paul Verhoeven, 1990). En el debe del modelo, el que el taxista sea un pelín repelente...

Taxi volador ("El quinto elemento")

No podía faltar el gran Bruce Willis en este listado de coches autónomos en películas, principalmente, futuristas. "El quinto elemento" (Luc Besson, 1997). Y volvemos al concepto taxi autónomo, en una brillante mezcla de "Blade Runner" y la serie sesentera de animación "Los Supersónicos". En el siglo XXIII los vehículos no solo serán autónomos, sino voladores. Pero, eso sí, por muchos sensores y radares que tengan, si las cosas se ponen mal, Willis tomará el volante del coche. Que la mente humana aún será superior a la del vehículo dentro de 200 años.

Volkswagen Beetle ("Herbie")

En 1968, la factoría Disney "consiguió" dar vida propia al modelo más famoso de la historia, el Volkswagen Escarabajo, en "Ahí va ese bólido" (Robert Stevenson). Aunque la imagen más reciente que tenemos de un Beetle con vida propia es el que conducía –o al menos lo intentaba– Lindsay Lohan –antes de irse de farra– en "Herbie, a tope" (Angela Robinson, 2005). En ambas, el Escarabajo color perla, ribeteado en blanco, azul y rojo, con un enorme número 53, queda ya para la iconografía automovilística del Séptimo Arte.

Volkswagen Beetle ("Bumblebee")

El Volkswagen Beetle va más allá de "Herbie", como pudimos ver recientemente en "Bumblebee" (Travis Knight, 2018), cuando el icónico Escarabajo entra en el universo de "Transformers". Una vuelta de tuerca al concepto que deja bien claro que, aunque el VW Beetle deje de producirse, seguirá siendo el modelo más icónico de la historia del automóvil.

Rayo McQueen ("Cars")

Pixar, ahora propiedad de Disney, la casa madre de las obras maestras de "Toy Story", entre otras, nos regaló en 2006 (John Lasseter y Joe Ranft) una auténtica maravilla sobre ruedas cinematográficas llamada "Cars". En esta ocasión, los protagonistas no son juguetes, sino la recreación animada de los vehículos de la NASCAR estadounidense, con Rayo McQueen como protagonista, que no está inspirado en ningún modelo en particular. Sin embargo, disfrutamos, y cómo, con las versiones animadas de Ferraris, Porsches, Fernando Alonso, Michael Schumacher... Y con la narración de Antonio Lobato.

Pontiac Trans Am del 82 ("El coche fantástico")

Si de coches autónomos del cine y la TV hablamos, el "rey" para muchos es sin duda "El coche fantástico" (1982-1986). Durante cuatro temporadas, el sin par David Hasselhoff (futuro "vigilante de la playa") se metió en la piel de Michael Knight, típico "héroe anticrimen" yanqui de las series de TV de los 70 y 80, cuya mejor arma es, sin duda, "KITT" (acrónimo de "Knight Industries Two Thousand"), un Pontiac Trans Am del 82 modificado hasta dotarle de inteligencia y habla artificiales, y un nivel de autonomía que ya querremos en los coches dentro de 50 años. Su pequeña luz itinerante en el frontal era su principal seña de identidad.

GM Concept ("Demolition Man")

Si no podía faltar Bruce Willis en esta galería, menos lo podía hacer Sylvester Stallone. En "Demolition Man" (Marco Brambilla, 1993), Rocky-Rambo se convierte en un policía que combate el crimen con supercoches autónomos de última generación (en 2035). Sin embargo, la mejor escena de la película es cuando Sandra Bullock, compañera en el cuerpo policial, nos "adelanta" lo que hoy ya conocemos como un chat de vídeo al más puro estilo Siri. Y hablamos de 1993, cuando el iPhone solo debía existir en la mente de Steve Jobs.

Audi ("El juego de Ender")

"El juego de Ender" (Gavin Hood, 2013) nos trae, nueve años después de "Yo, Robot", un nuevo modelo futurista de Audi con el que la humanidad, liderada por otro grande de este tipo de películas, Harrison Ford, intenta evitar ser invadida por los Formics, una raza alienígena en forma de insectos. El prototipo de Audi en cuerstión para "El juego de Ender" se denominó "fleet shuttle quattro".

Ford Explorer ("Parque Jurásico")

Una de las mejores películas de cienca ficción/aventuras de los últimos tiempos es sin duda "Parque Jurásico" (Steven Spielberg, 1993). Basada en la novela de Michael Crichton, los protagonistas, entre ellos el gran Jeff Goldblum, visitan el parque de dinosaurios a bordo de los Ford Ranger que, más que coches autónomos, ejercen de vehículos de feria. Pero la escena en la que el Tiranosaurio Rex ataca a los adultos y niños que viajan en ellos es impresionante.

Benny the Cab ("¿Quién engañó a Roger Rabbit?")

Volviendo a los dibujos animados, una de las películas más hilarantes de los años ochenta, fruto de la factoría Spielberg, fue "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" (Robert Zemeckis, 1986). Sin duda, la película, junto a "Mary Poppins", que mejor ha sabido combinar la acción real y la animación. Con un gran guion y unos personajes inenarrables –recordemos a la sin par Jéssica Rabbit–, tenemos ocasión de disfrutar de un descacharrante taxi, llamado Benny, que insiste en conducir él solo, no se fía de nadie.

Camiones asesinos ("La rebelión de las máquinas")

El universo Stephen King trasciende más allá de la literatura con sus decenas de versiones cinematográficas. Pero una, solo una de ellas, está dirigida por el propio autor de Maine. "La rebelión de las máquinas" fue la única vez que King se sentó en la silla de tijera para dirigir en el cine uno de sus relatos. En "Maximum overdrive", su título original, las máquinas intentan tomar el poder de la Tierra y se convierten en instrumentos asesinos. Una locura a todos los niveles que no podemos más que "perdonar" al genio del terror autor de mitos como "Carrie" o "It".

Lincoln Continental Mark III ("Asesino invisible")

Y terminamos esta galería de coches autónomos del cine y la TV con una película tan desconocida como olvidada llamada "Asesino invisible" (Elliot Silversten, 1977). "The car", su título original, narra la historia de una pequeña localidad, perdida en la desértica América profunda, que se ve aterrorizada por un coche poseído, un típico americano Lincoln Continental, al que solo puede hacer frente el sheriff del pueblo, interpretado por James Brolin, más conocido por ser el mítico Peter McDermott en la serie "Hotel", o el marido de Barbra Streisand.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0