Motor

Hyundai duplica su beneficio en 2019, superando los 2.500 millones de euros

  • Facturó más de 80.000 millones de euros
  • Las ventas de la marca coreana bajan un 3,4%

El fabricante surcoreano de automóviles Hyundai obtuvo un beneficio neto de 3,26 billones de wones (2.532 millones de euros al cambio actual) en 2019, un 98,5% de incremento en la comparativa con 2018, según datos publicados por la empresa. | Hyundai desvela el futuro de sus modelos electrificados.

En 2019, la multinacional automovilística contabilizó un volumen de negocio de 105,7 billones de wones (80.071 millones de euros), lo que se traduce en una progresión del 9,3% respecto a los datos del ejercicio precedente.

Entre enero y diciembre del año pasado, Hyundai registró un beneficio operativo de 3,68 billones de wones (2.858 millones de euros), un 52,1% de incremento respecto a la cifra obtenida en el año previo.

Caída de ventas

El volumen mundial de matriculaciones de la compañía cerró el ejercicio pasado con 4,42 millones de unidades, un 3,5% de retroceso en la comparativa con los 4,58 millones de unidades matriculados en 2018.

En el último trimestre de 2019, Hyundai contabilizó un beneficio neto de 851.000 millones de wones (660 millones de euros), en comparación con las pérdidas trimestrales de 203.000 millones de wones (157,4 millones de euros) de dichos meses del año precedente. La facturación anual subió un 10,5%, hasta 27,86 billones de wones (21.619 millones de euros).

En 2020 tiene el objetivo de vender en el mundo 4,57 millones de vehículos, un 3,4% más que en 2019

De cara al año que acaba de comenzar, la corporación asiática tiene el objetivo de alcanzar un volumen mundial de matriculaciones de 4,57 millones de unidades, un 3,4% de mejora respecto a los 4,42 millones de unidades de 2018.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.