Motor

Prueba del Audi TT Coupé 45 TFSI quattro S tronic: el más versátil de su segmento

Nos ponemos a los mandos del TT en su variante TFSI DE 245 CV, con tracción integral y cambio automático. Un modelo realmente estimulante en su conducción, pero que además cuida el apartado práctico. El precio final no es su punto fuerte.

Hay segmentos de coches que, desafortunadamente, tienden a desaparecer. Y son precisamente los más pasionales: deportivos con motor de combustión, enfocados a la pura diversión al volante. Ya no son rentables, cada vez pintan menos en el panorama automovilístico, para decepción de los petrolhead más auténticos, que todavía somos muchos. La firma de los cuatro aros dejó caer a comienzos de 2019 la idea de que el TT actual no tendría relevo y daría paso a un coche de planteamiento similar, pero eléctrico. Ojo, no está todo perdido. Viene una oleada de coches que, aunque electrificados, sabrán tocar la fibra de aquellos que buscan sensaciones de conducción. Simplemente tendremos que acostumbrarnos a cambiar la Sin Plomo por el chispazo (que no es poco), pero hay ejemplos de coches prestacionales que existen ya hoy en el mercado que nos hacen pensar en un futuro prometedor. El Porsche Taycan es un claro ejemplo.

Pero no matemos al Audi TT antes de tiempo. Aún debe agotar su ciclo de vida que, como mínimo, se alargará unos tres o cuatro años más. El TT es todo un emblema de la era moderna de Audi. Este mismo año ha cumplido 20 años, que se dice pronto. Dos décadas a lo largo de las cuales ha despuntado por su diseño (tanto en su carrocería Coupé como Cabrio) y por sus innovaciones tecnológicas. Este modelo, junto al Golf de cuarta generación, estrenó el cambio de doble embrague DSG; más recientemente, al comienzo de su generación actual, estrenó la instrumentación digital 'Audi virtual cockpit'. Hablamos de dos elementos muy presentes hoy en cualquier gama de modelos del grupo Volkswagen.

Deportivo, sí, pero práctico

El Audi TT es un modelo deportivo de dimensiones compactas. Apenas mide 4,19 metros de largo, sin embargo, tras ese pequeño envoltorio se esconde un coche práctico dentro de sus posibilidades. Las plazas delanteras son amplias, tiene dos plazas traseras (es un 2+2) que bien pueden servir de desahogo en momentos puntuales y hasta permiten colocar sillas infantiles voluminosas. Y para rematar, el maletero de ¡305 litros! tiene un portón que facilita la entrada de objetos de gran tamaño. Es posible, incluso, llevar una silla plegable de paseo para niños. Así que aquí tenemos un gran elemento diferenciador frente a rivales como el BMW Z4 o el Mercedes-Benz SLC (otro que está al final de sus días).

El TT es un coche que gusta a la vista y al tacto. El diseño interior de la generación actual fue rompedor en su momento y sigue estando muy vigente, con este salpicadero totalmente minimalista, sin apenas controles ni pantalla, en el que son protagonistas las tres salidas de aire tipo turbina con sus displays integrados para la selección de la temperatura y el caudal del aire. Solo hay una pantalla en la instrumentación (Audi virtual Cockpit), que está enfocada al conductor. Esto tiene una desventaja: no queda muy a la vista del pasajero, que es quien muchas veces maneja el sistema de infotainment. Cierto es que al tratarse de un coche pequeño importa menos que en otros modelos, ya que esa pantalla tampoco llega a estar muy lejos en ningún caso.

En materia de tecnología, el TT actual incluye de serie el selector de modos de conducción 'Audi drive select', los automatismos de luces y limpiaparabrisas, la conectividad Bluetooth, un volante deportivo multifunción y espejos retrovisores eléctricos calefactados. Todo esto se ha incluido en la dotación de fábrica con el restyling de comienzos de año, que también trajo consigo cambios de diseño en la parrilla y en las entradas de aire frontales, además de nuevos colores de carrocería, entre los que figura el 'azul Turbo' de nuestro modelo de pruebas.

Un motor que vale para todo

En la gama hay cuatro opciones, todas ellas de gasolina desde que este mismo año desapareciera la opción del diésel TDI. En este caso, hemos optado por la intermedia, que responde a la denominación 45 TFSI y se mueve gracias a un motor de 2 litros y 245 CV. Esta es la variante que más opciones permite elegir, pues existe con cambio manual o automático, y tracción delantera o total. En este caso, vamos con todo: 45 TFSI quattro S tronic.

La realidad es que este motor es muy bueno. Está lleno en todo el rango de vueltas y su par máximo sale a relucir desde bien pronto (1.600 rpm). Da para ir rápido, sin llegar a la locura, pero es una opción que tira a deportiva y que no deja de ser muy equilibrada en todo momento. Las prestaciones son elevadas (sirvan como ejemplo los 5,2 segundos en los que cubre el 0 a 100 km/h) y el TFSI se lleva muy bien con la tracción quattro y con el cambio automático de doble embrague. Es una opción realmente recomendable. Tanto, que quizá el más recomendable de la familia, precisamente por saber mantenerse tan eficazmente en ese virtuoso punto medio, que igual te permite conducir de forma relajada y eficiente, sin apenas escuchar el motor, como 'venirte arriba' en un tramo revirado con una respuesta realmente viva. El consumo puede ser muy bajo a ritmo tranquilo (se pueden ver cifras cercanas a los 7 l/km) y a ritmo rápido sube pero sin llegar a dispararse más de lo debido. En condiciones normales y en uso mixto, cabe pensar en cifras cercanas a los 8-8,5 litros de ordenador de abordo.

Por cierto, que los modos efficiency, comfort, dynamic y auto cambian el carácter del coche para adecuarse al tipo de conducción que el usuario busque en cada situación. De todos ellos, el más llamativo es el dynamic, que, entre otras cosas, altera el sonido el motor, que se hace mucho más perceptible y logra que la experiencia de conducción sea más intensa.

Acabado S line

Nuestro modelo de prueba incorpora el acabado S line, que incluye, entre otros elementos: Control de distancia de aparcamiento trasero, retrovisor interior antideslumbrante automático, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente, molduras laterales y paragolpes deportivos, 10 GB de almacenamiento flash, equipo de audio con ocho altavoces, Audi music interface (2 USB para carga y datos), control por voz, MMI touch, navegador, reproductor de DVD y molduras de entrada con logo S.

También se incluyen en este paquete unas llantas de 18 pulgadas que, en el caso de esta unidad, se han sustituido por las multirradio de 20 pulgadas, que le sientan realmente bien pero que pueden llegar a ser un martirio en el día a día porque tienen tendencia al roce al aparcar entre aceras y porque montan ruedas de perfil muy bajo. Sobre asfalto bueno se logra un guiado excelente, pero a nada que se rompe la carretera, el conductor nota cómo las ruedas lo 'copian' todo, cosa que no resulta nada agradable. Resta comodidad y obliga a pasar despacio por los badenes porque la suspensión no puede contrarrestarlo todo. Conclusión: a no ser que en el apartado estético hay un flechazo con esta configuración, parece más sensato optar por unas llantas menos agresivas, que harán la conducción cotidiana más placentera.

En definitiva, el Audi TT 45 TFSI quattro S tronic que ha pasado por nuestras manos es un coche pintón por fuera y por dentro. Está hecho para disfrutones, no para gente aburrida. Es un deportivo que rezuma calidad de fabricación por los cuatro costados y que hace la conducción fácil. Es rápido, ágil, y no pone en aprietos a manos poco expertas, sino más bien lo contrario. Su puesta a punto neutra y su s cuatro ruedas motrices son los grandes responsables de ello.

Su precio, 52.990 euros de base, no es precisamente asequible. De hecho, los más de 60.000 euros que cuesta el modelo aquí mostrado ya se meten en terreno de Porsche 718 Cayman, por poner un ejemplo. El TT es un capricho, no cabe duda, pero un capricho que puede merecer mucho la pena siempre y cuando encaje por planteamiento con lo que busque su cliente potencial.

Lo más destacable

- prestaciones

- nivel de calidad de fabricación

- versatilidad de uso

Lo mejorable

- precio

- dotación tecnológica de serie algo escasa

- peso elevado para su tamaño

FICHA TÉCNICA

Motor: gasolina, 4 cil, 1.984 cc

Potencia: 245 CV a 5.000 rpm

Par motor: 370 Nm a 1.600 rpm

Consumo mixto oficial: 7,9 l/100 km

Transmisión: automática, 7 velocidades

Maletero: 305 litros

Velocidad máxima: 250 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 5,2 segundos

Precio: 52.990 euros

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin