Motociclismo

Marc Márquez, campeón del mundo de MotoGP por quinta vez

  • Adelantó a Dovizioso a falta de cuatro vueltas para el final

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) ha conquistado este domingo su séptimo título de campeón del mundo, quinto de la categoría de MotoGP, al vencer en la carrera del Gran Premio de Japón y forzar el error de su principal rival en el Mundial, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), al que adelantó a falta de cuatro vueltas y que se fue después al suelo.

El de Cervera, que partió desde la sexta posición, se situó tercero en la primera curva y segundo, tras 'Dovi', antes de completar el primer giro. Fue a cuatro vueltas para el final cuando consiguió sobrepasar al transalpino en la curva 9; el de Forlimpopoli, bajo presión, sufrió una caída en la penúltima vuelta y dejó el título en bandeja al catalán.

De esta manera, Márquez conquista su séptimo entorchado en las nueve temporadas que lleva en el campeonato del mundo, siendo además el más joven en llegar a esa cifra. Con su quinto título en la categoría reina, iguala a Mick Doohan.

Iguala los cinco de Doohan y ya mira a Rossi y Agostini

El de Cervera, con sus entorchados de 2013, 2014, 2016, 2017 y 2018, se une así al selecto grupo de pilotos al menos pentacampeones, que hasta ahora cerraba Doohan, que consiguió los títulos de manera consecutiva -1994, 1995, 1996, 1997, y 1998-. Sin embargo, el oceánico logró el hito con 33 años, por los 25 del catalán.

Así, como referencias en la categoría reina se mantienen Giacomo Agostini, con ocho -1966, 1967, 1968, 1969, 1970, 1971, 1972 y 1975-, cuando la máxima categoría era 500 c.c., y Valentino Rossi, con siete -2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2008 y 2009-.

Además, Márquez se convierte también en el piloto más joven -25 años y 246 días- en proclamarse heptacampeón en el Mundial -uniendo los campeonatos de 125 c.c. en 2010 y de Moto2 en 2012-, superando la marca de Rossi, que en 2005 logró su séptimo título con 26 años y 221 días.

"La ilusión y las ganas son las mismas que con el primer título"

"Siete títulos se dice rápido. Cuando escucho siete, son muchos, pero la ilusión, las ganas son las mismas que con el primero. Espero que me queden muchos más. Se tiene que celebrar todo momento bueno, los malos ya llegan solos. El año que viene habrá otra vez la misma presión, pero ya llegará", señaló en declaraciones a Movistar MotoGP.

Además, restó importancia al hecho de igualar los cinco entorchados en la categoría reina del australiano Mick Doohan. "Puedes conseguir muchas victorias, muchas poles, ser muy espectacular, pero al final te guías por los siete títulos con los que te retiras. Igualar a Doohan, al que tenía presente por sus batallas con Crivillé... Ahora le daré un abrazo y le diré que lo siento", bromeó.

"Ahora a disfrutar tres carreras. Pero ya me han dicho que el Mundial de Constructores y Equipos no está decidido, porque en 2014 la lié un poco. Debo medir el riesgo y preparar la pretemporada del año que viene, pero ahora toca afrontar estas tres carreras sin presión", añadió.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin