Ecoaula

CCOO denuncia la "parálisis" de Celaá en la negociación colectiva sobre el profesorado

  • Según el sindicato, el 29% del funcionariado docente es temporal
Madrid

CCOO exige a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, que convoque la mesa de negociación del personal docente no universitario, ante "la parálisis en la negociación colectiva de todos los aspectos" que afecta a los docentes.

Así se lo trasladó a Celaá el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Francisco García, en un encuentro que mantuvieron este martes, según informó el sindicato.

García transmitió a la ministra "la urgencia de derogación de la Lomce y que esta pueda realizarse, en sus aspectos más lesivos, a través de reales decretos para que tenga una aplicación inmediata". También le indicó que es "imprescindible" que se articulen posteriormente los mecanismos necesarios para la elaboración de una nueva ley educativa con el consenso de la comunidad educativa.

Además, le trasladó su preocupación por el trámite del anteproyecto de Ley de mejora de las condiciones laborales en la profesión docente. CCOO reivindica que a nivel estatal la jornada lectiva del profesorado debe fijarse con carácter básico en un máximo de 23 horas lectivas en Infantil y Primaria y en 18 en Secundaria, Formación Profesional y Régimen Especial.

Asimismo, García denunció las "llamativas" dificultades surgidas en la concreción del Acuerdo para la mejora del empleo en el ámbito de la educación, indicó CCOO en una nota posterior al encuentro con Celaá.

Según el sindicato, el 29% del funcionariado docente es temporal, es decir, hay más de 144.000 interinos e interinas; y las ofertas de empleo público no van a un ritmo que permita reducir este porcentaje al 8% al término de la vigencia del acuerdo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.