Ecoaula

Erasmus, una etapa con ventajas para el futuro

  • Muchas empresas tienen en cuenta la experiencia internacional que aporta el Erasmus.

En general, el programa Erasmus es visto por mucha gente como una excusa de los estudiantes para divertirse en otro país. Sin embargo, la realidad nos muestra que en la actualidad los jóvenes que han participado de esta experiencia encuentran empleo más rápidamente que quienes no han ido de Erasmus. De hecho, se calcula que su tasa de desempleo es un 23% inferior que el resto de estudiantes, lo que en un mercado laboral cada vez más complicado, supone sin duda una ventaja para aquellos que han disfrutado de esta experiencia en el extranjero.

Hoy en día, muchas empresas tienen en cuenta la experiencia internacional que aporta el Erasmus a la hora de decantarse por un candidato en un proceso de selección. De hecho, la internacionalización se ha convertido en uno de los pilares básicos de nuestra economía por lo que contar con trabajadores que hayan vivido experiencias en el extranjero significa, en muchos casos, facilitar la adaptación de los empleados a las formas y métodos de trabajo propios de cada región o país.

Además, se presupone que los jóvenes erasmus poseen un contenido socializador diferencial respecto al resto de estudiantes ya que al haberse ido solos a otro país tuvieron que forzarse a perder la timidez y la vergüenza a la hora de entablar relaciones sociales y comunicativas. Tal y como comentaba antes, el Erasmus te enseña a estar rodeado de un ambiente internacional conviviendo con diferentes culturas y desarrollando patrones de trabajo en equipo a los que quizá no estabas acostumbrado antes.

El dominio de otro idioma, aparte del español, y la mejora del inglés son otro de los puntos fuertes que se adquieren durante la etaapa Erasmus ya que durante este periodo los estudiantes se ven obligados a hablar otras lenguas que, en el futuro, les permitirán complementar su curriculum y acceder a ofertas laborales a las que no podrían acceder sin dicho conocimiento.

Parece que todo son ventajas pero, para que esto sea así, y podamos aprovechar totalmente este periodo es fundamental seleccionar muy bien el destino y valorar adecuadamente el curso en el curso que nos matriculamos. Ya que si esto no se asemeja a los estudios que estamos cursando en nuestra universidad de origen, ya que si no se corresponde cualquier empleador podría pensar que esa etapa la hemos pasado pensando en otras cosas.

Escoger el destino Erasmus pensando que va a ser la vía fácil para luego encontrar colocación es una equivocación ya que cada año más de 40.000 españoles marchan al extranjero, de ahí que se tenga que evaluar muy bien la planificación de la experiencia y qué aspectos se ha de tener en cuenta para mejorar nuestra empleabilidad y trabajar en ello: idiomas, informática, cursos concretos, actividades grupales…

En definitiva, la experiencia Erasmus nos aporta unas competencias sociales muy valiosas a la hora de desenvolvernos en ambientes de trabajo internacionales y con cambios constantes pero hay que trabajar las competencias más técnicas para poder sacarle el máximo de partido. Los jóvenes españoles de hoy en día tienen cada vez más facilidad para acceder a una experiencia en el extranjero, así que cómo se aproveche es lo que marca la diferencia en el currículum.

Elaborado por Mariano Kostelec, co fundador y CEO de Uniplaces en España

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin