Ecoaula

Esade reedita triunfo por segundo año y representará a España en Dublín

  • Esade representará a España en la final de Emea.

El pasado 8 de marzo, el Palacio de la Bolsa de Madrid acogió la XIII Edición del CFA Research Challenge, el concurso de análisis financiero que organiza y gestiona CFA Society Spain, en el que un total de más de 50 estudiantes de las mejores universidades y escuelas de negocio de España se baten en el estrado para conseguir representar a España en la fase regional, contra equipos de toda Europa, África y Oriente Medio.

Esta última edición ha estado marcada por la victoria de Esade, una escuela de Barcelona que cosechó el segundo triunfo de su historia por segundo año consecutivo, y cuyo análisis sobre Indra fue el mejor valorado por parte del jurado. El equipo formado por los alumnos Alexander Maier, Francisco Jose Vargas, Charles Felice Oliver, Ruhi Rahtekar y Maximillian Alexander Ghaffar recogió el premio entregado por Ezequiel Nieto, jefe de relaciones con inversores de Indra.

Esade representará a España en la final de Emea en Dublín el 4 y 5 de abril. Si en esta fase resultara ganador, competirá en la final mundial el 27 de abril, en Kuala Lumpur, Malasia.

La medalla de plata, en esta ocasión, fue para los alumnos del Máster Memfi de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, Uned –que empata en el cuarto puesto del palmarés histórico con el Centro de Información de Formación Financiera–, que recibieron el trofeo de manos de Jesús González Nieto-Marques, director gerente del MAB.

El tercer puesto fue para Eada Business School, que fue entregado por Luis Buceta, CFA, miembro del Consejo de CFA Society Spain, en representación de elEconomista. Las otras tres instituciones que completaron las posiciones finalistas fueron para la escuela Ceste, de Zaragoza, y el IE Business School, de Madrid.

Para quienes no estén familiarizados con el certamen, el objetivo del mismo consiste en elaborar un informe de análisis de inversión, otorgar al valor una recomendación y valoración, además de realizar una propuesta de inversión. Un reto aún mayor teniendo en cuenta que los estudiantes deben certificar que no tienen experiencia superior a los seis meses en el sector, como paso previo a su inscripción. Después, deben defender su análisis ante un tribunal, en una presentación de diez minutos en la que tienen que resumir su trabajo en inglés y exponer sus conclusiones sobre la compañía analizada.

Javier López Bernardo, CFA y miembro del jurado junto a Alirio Sendrea, Alejandro Allona, Cristina Mastres, Ricardo Santos y Guzmán Hernández, destacó que el nivel de esta edición –la primera en la que participa– ha sido bastante alto y que la elección fue difícil, aún más teniendo en cuenta que es una compañía difícil de valorar. "Indra tiene dos líneas de negocio, opera en un sector que no es nada obvio, que requiere cierto conocimiento sobre quiénes son los comparables y cuáles son las diferencias, porque operan en distintas áreas geográficas de gran tamaño. La mayoría valoraba a Indra por la suma de sus partes", explica López Bernardo.

Cuatro de los grupos emitieron una valoración de compra. El único equipo que emitió una recomendación de venta fueron los alumnos de la Uned, los segundos clasificados, frente a la media de firmas de análisis del consenso de mercado recogidas por FactSet que recomiendan mantener posiciones sobre la firma. "Las presentaciones fueron muy completas, hablaron tanto de los desafíos estratégicos que iba a tener Indra con la integración de Tecnocom, de cómo estaba la empresa respecto a sus competidores europeos, así como de por qué estaba cotizando con descuento frente a su sector", señala el miembro del jurado.

¿Cuál fue el elemento diferenciador que hizo que el premio haya terminado en las vitrinas de Esade? "Era un research que podría haber competido con el de analistas de banca de inversión", explica López Bernardo, quien detalla que "fue una presentación con un formato muy ordenado, con un análisis de la compañía, del sector, y de los competidores".

El jurado también valoró la organización de los alumnos de Esade y que todos los miembros del equipo tuvieran conocimiento de todas las partes de la cotizada, lo que ayudó a responder satisfactoriamente a las preguntas.

Desde elEconomista hablamos con el equipo ganador de este año, los alumnos de la escuela Esade, quienes consideran que su análisis fue el más profundo y completo. "El equipo pudo justificar de forma muy sólida los supuestos para la proyección", asegura Soledad Moya, la coordinadora del equipo, por lo que están convencidos de que tienen opciones de repetir triunfo en Dublín en lo que a calidad técnica se refiere. "No obstante, al competir con equipos que presentan diferentes empresas, el peso del informe técnico no es tan alto y ése es uno de nuestros puntos fuertes, con lo que veremos... pero opciones tenemos", defiende la coordinadora. Asimismo, los miembros de Esade pusieron de relieve la oportunidad que ofrecen los Premios CFA para contrastar lo aprendido en clase con su aplicación en el mundo real.

Por su parte, el equipo del máster de la Uned, formado por Samuel Cos, Raúl Gómez, Marco López e Ignacio Marcos, señala que participar en el concurso les ha permitido realizar una primera toma de contacto con el mundo del análisis de mercados, afrontando el día a día que puede tener un analista cuando se enfrenta a un nuevo valor.

"Nuestra valoración de venta estaba enfocada al año 2018, que supone un gran reto para la compañía, pues tiene que demostrar ante el mercado que está en la senda marcada por el 2do Investor Day. En nuestra opinión esta demostración de resultados no será posible en el año 2018, si podría mejorar en el medio-largo plazo", explican los segundos premiados.

Relevancia del certamen

Por otra parte, Luis Buceta, responsable de CFA Research Challenge en CFA Society Spain destacó la relevancia que continúa cobrando el certamen para las universidades y las escuelas de negocios edición tras edición. "Creo que cada año las escuelas valoran más esta iniciativa y las tienen en sus programas, incluso varias universidades han planteado participar con dos equipos", explica Buceta.

Asimismo, destaca el responsable, "las universidades buscan asociar su parte de finanzas a la marca CFA, porque lo ven como un catalizador importante de cara a ofrecer a sus alumnos una oportunidad que en otro caso no tendrían. Con el aliciente, además, de que si ganas tienes la oportunidad de ver lo que hacen en otras universidades a nivel europeo y a nivel mundial".

El responsable de CFA también tuvo unas palabras para la implicación que ha tenido este año la compañía analizada, Indra, que ayudó mucho, así como la implicación y la asistencia del equipo directivo de la compañía.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin