Ecoaula

El Gobierno trabaja para dar estatuto de refugiados a universitarios que tengan que salir del país

  • En Granada, hay profesores ucranianos que se han quedado "atrapados"
Granada

El Gobierno está trabajando para dar el estatuto de refugiado y el apoyo necesario a aquellos universitarios que hayan tenido que salir de Ucrania tras la invasión de Rusia y "quieran venir a España a estudiar o mantener su profesión".

Así lo ha señalado, a preguntas de los periodistas, el ministro de Universidades, Joan Subirats, este jueves, antes de una serie de reuniones de trabajo en la Universidad de Granada, donde ha sido recibido por la rectora, Pilar Aranda.

En cuanto a la comunidad universitaria de Ucrania en España afectada, el Gobierno está haciendo un "recuento" para avanzar en las acciones de apoyo que puedan necesitar, ha explicado el ministro, que ha apuntado a que el año pasado había unos 1.200 ucranianos que tenían algún tipo de actividad universitaria en territorio español.

En paralelo, se está hablando con las universidades para que tengan "todo" el "apoyo en este tema", y se trabaja en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en atención a los "muchos estudiantes españoles Erasmus en Polonia".

"Seguimos atentamente la situación por si hace falta trabajar de alguna manera" a este respecto, ha especificado Subirats, que ha citado además el caso de la repatriación a una lectora de español de la Universidad de Cádiz, que estaba en Ucrania, y volvió en el dispositivo especial articulado por el Gobierno a tal efecto.

Por su parte, la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha señalado que son "momentos muy duros" en tanto las "estrechas relaciones" de la comunidad universitaria con "numerosas universidades ucranianas y rusas", y que se trabaja "atendiendo siempre al estudiantado".

En Granada, hay profesores ucranianos que se han quedado "atrapados" y se atiende a los alrededor de 30 estudiantes rusos y de Ucrania, mientras que en este país ribereño del Mar Negro ya "no queda nadie" del estudiantado granadino.

En Rusia, país con el que la institución académica granadina mantiene suspendidas las relaciones, tras 30 años de trabajo de colaboración con distintas universidades, "quedan dos, que han querido quedarse allí".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin