Ecoaula

Un estudio de UPV/EHU refleja que la pandemia ha incrementado el uso de nuevas tecnologías en la educación primaria

  • Según se desprende del informe, el cambio tecnológico ha marcado un "antes y un después" en la docencia infantil
Bilbao

Un estudio de la UPV/EHU refleja que la crisis sanitaria generada por la covid-19 ha consolidado el uso de las nuevas tecnologías en la educación primaria y recoge los beneficios y riesgos que conlleva el cambio.

Según ha recordado el centro universitario, el inicio de la pandemia precipitó el uso de los dispositivos tecnológicos y de plataformas 'online' entre el profesorado de todo el Estado, que trató de "responder satisfactoriamente a las nuevas demandas profesionales provocadas por el confinamiento".

La investigación se ha realizado entre centros escolares de las 17 comunidades autónomas por el grupo de investigación EU Kids Online UPV/EHU, que ha estudiado así las experiencias del profesorado de este ciclo educativo durante la crisis sanitaria.

Según se desprende del informe, el cambio tecnológico ha marcado un "antes y un después" en la docencia infantil, que ha traído muchos efectos positivos, pero también riesgos en el alumnado y sus familias.

En el inicio del confinamiento, explican en el informe, el profesorado de educación primaria tuvo que pasar, en pocos días, de la actividad docente presencial a la docencia 'online' y este cambio en las prácticas docentes evidenció que "no estaban preparados para el manejo de las Tecnologías de la Información (TIC)".

En general, ese cambio de paradigma en la docencia provocó en el profesorado una actitud "positiva" por su implementación y, según el estudio, se ha incentivado su "curiosidad" e interés por la "adquisición de competencias en el uso de las tecnologías digitales".

Ello ha permitido que estos docentes aprovechen las ventajas de las nuevas tecnologías y las aporten a su día a día, aunque siga quedando "una parte del profesorado para quienes esta nueva situación es todavía un reto que deben superar".

Brecha Digital

Sin embargo, a pesar del aumento de recursos tecnológicos en los centros escolares, el informe advierte de algunos graves problemas que deben ser subsanados. En este sentido, subraya "la desventaja en el acceso a las TIC que padece parte de su alumnado, debido a la brecha digital que se ha detectado en algunas familias por la falta de recursos".

Una falta de alfabetización digital que, advierten, "puede tener consecuencias negativas en el proceso de aprendizaje". Aunque los docentes intentan paliar esas carencias mediante soluciones alternativas, hay estudiantes que están quedando excluidos de su derecho a la educación en Tecnologías de la Información, con la consecuente "ampliación de la brecha digital".

Otros de los problemas detectados por el equipo de investigación de la Universidad del País Vasco son "los conflictos que pueden suscitarse entre las niñas y los niños por el espacio de sociabilidad que proporciona internet".

Un posible problema en el que los docentes aseguran estar tratando de "hallar soluciones mediante una actitud proactiva y proponiendo dinámicas educativas a partir de conflictos provocados", aunque, como apuntan, "requieren también de una mayor implicación de las familias en la educación online de sus hijas e hijos".

Según el estudio, los problemas del uso de las TIC se ven incrementados por las dificultades de "convivencia que suscitan los grupos de WhatsApp" y los derivados de la falta de ciberseguridad en menores.

Sin embargo, también hay otros aspectos provocados por esta crisis sanitaria que resultan "esperanzadores". Así, el profesorado consultado asegura que este incremento en el uso de las TIC ha "facilitado y flexibilizado la comunicación con las familias, a través de reuniones mixtas (personales y virtuales)", lo que permite solucionar problemas como los provocados por las reuniones en horarios laborales.

Por otro lado, el informe subraya que "la tecnología permite fomentar un aprendizaje más autónomo, adaptado a las capacidades y necesidades de cada estudiante", así como "implementar nuevos métodos de aprendizaje, que estimulan los procesos de investigación".

Asimismo, "una parte de ese equipo de docentes asegura haber cambiado sus hábitos de enseñanza, adaptando su quehacer basado en métodos y herramientas tradicionales a las nuevas oportunidades que ofrecen las TIC".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin