Ecoaula

Carmen Vidal: "Solo el 15,6% de los puestos tecnológicos están ocupados por mujeres"

  • Una organización que cuente de forma equilibrada con mujeres y hombres es más eficiente y con mejor rendimiento
Madrid

La brecha digital es uno de los problemas que más preocupa a la sociedad. Aunque todavía hacen falta más talentos femeninos que se decanten por la rama STEM, a día de hoy existen casos exitosos de mujeres con visión innovadora en empresas tecnológicas. Un ejemplo es Carmen Vidal, Cofundadora y CEO de Paradigma Digital, una compañía que ayuda a otras en su proceso de transformación digital utilizando las tecnologías y las metodologías más eficientes.

Con base en el estudio 'State of Wage Inequality', elaborado por Hired, aseguran que el 72% de los hombres encuestados informan que creen que existe una brecha salarial de género, junto con un abrumador 90% de mujeres encuestadas, ¿cuál es tu opinión al respecto? ¿te has encontrado con alguna situación parecida?

Es un tema que claramente nos preocupa especialmente a todas las mujeres. No creo que para la misma posición, y en mismas condiciones, un hombre gane más dinero que una mujer, al menos en el sector de la tecnología. Sí que creo, sin embargo, que existe un techo de cristal, es decir, se reduce significativamente el número de mujeres que acceden a puestos de dirección.

A la vez, es mayor el porcentaje de hombres que trabajan en sectores mejor remunerados. En concreto, el sector tecnológico, al que pertenezco, se encuentra totalmente masculinizado. Solo el 15,6% de los puestos tecnológicos están ocupados por mujeres. Creo que aquí es donde está la diferencia y donde se deberían tratar de entender los motivos.

¿Es una falacia decir que no hay mujeres científicas? Ya sea una afirmación o negación, ¿por qué lo crees?

España tiene un buen porcentaje de mujeres científicas, cerca de la mitad según datos del 2017, nuestro país supera la media europea. Pero de nuevo, se reduce la representación en posiciones de mayor rango.

María Blasco, Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, resalta que es interesante observar que en países en los que los salarios de los científicos son menos atractivos hay más mujeres y en los que los sueldos son mucho más altos, como en Alemania o el Reino Unido, hay muchas menos. A más poder económico, más difícil es para las mujeres llegar a estos puestos y más atractivos para los hombres.

Aunque casi han alcanzado la igualdad con los hombres en varios campos anteriormente dominados por los hombres, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en varios campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM), ¿te has encontrado con esa realidad cuando estudiaste informática? ¿Por qué crees que las mujeres no se terminan por decantar por esas disciplinas?

Efectivamente cuando estudié, hace 25 años, el número de mujeres era muy inferior al de hombres. La representación no ha cambiado en los últimos años, a pesar de que la demanda en el sector de este tipo de profesionales está en auge.

Las mujeres se orientan hacia iniciativas y propuestas que generen valor social. Sectores como la salud, la educación y los servicios sociales, por poner algunos ejemplos. No tengo claro si es un tema de falta de referentes, como se insiste últimamente, o un tema de prejuicios y normas sociales o una mezcla de todos ellos.

En mi caso, que vengo de una familia numerosa, fue mi padre el que me sirvió como modelo a la hora de pensar en un futuro profesional. Él era ingeniero y fomentó en todos los hijos por igual un interés por las ciencias. Era una persona exigente con nosotros en lo referente a educación, y en ningún momento hizo diferencias. Lo mismo en el resto de aspectos que consideraba importantes como el deporte o una educación en valores. Creo que en mi caso una educación sin sesgos fue clave.

¿Consideras que realmente el problema es la falta de visibilidad respecto a las mujeres que se dedican a campos tecnológicos y científicos y no tanto que las mujeres no desempeñen trabajos en STEM?

Creo que es la unión de ambos factores. Como comentaba anteriormente, y los datos lo demuestran, hay un número reducido de mujeres en puestos de dirección.

Hay un libro titulado "Lean In", escrito por Sheryl Sandberg, la jefa de Operaciones de Facebook y mano derecha de Mark Zuckerberg, que ayuda a entender muchas de las dificultades que encontramos las mujeres a la hora de acceder a puestos de responsabilidad. En muchos casos se trata de sesgos culturales, en otras ocasiones es el hecho de que hoy en día los puestos de dirección están copados por hombres, que tienden a empoderar a otros hombres.

Aunque EEUU y España son países culturalmente muy diferentes, las experiencias que cuenta Sandberg son prácticamente las mismas que vivimos aquí. Por supuesto, también hay que animar a que las mujeres desempeñen trabajos STEM, porque es donde más oportunidades laborales hay y seguirá habiendo en los próximos años.

¿Por qué es importante que las mujeres también trabajen en campos STEM? ¿Qué aportan las mujeres en tu sector?

Fundamentalmente es importante que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres, puedan acceder a sectores mejor remunerados y a posiciones de mayor responsabilidad.

En cuanto a lo que aportan las mujeres, además del gran talento que se está perdiendo mientras no tengan mejores oportunidades, es la posibilidad de aportar a las empresas competencias complementarias a las de los hombres.

Una organización que cuente de forma equilibrada con mujeres y hombres es más eficiente y con mejor rendimiento.

¿Qué no te he preguntado y te gustaría comentar respecto a las mujeres en STEM?

Creo que todas las iniciativas que están tratando de animar a las niñas con las vocaciones STEM son importantísimas y ojalá logren el objetivo. Las mujeres tenemos muchísimo que aportar en la sociedad, junto con los hombres. Está claro que nosotras tenemos que vencer muchos miedos, que los hombres tienen también que ayudar a darnos visibilidad, porque, como decía antes, hoy lideran los puestos de dirección, política..., es decir, lideran el mundo. Y todo esto tiene que ser compatible con la maternidad, la paternidad y la familia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin