Ecoaula

Cómo ayudar a disminuir la brecha digital en las empresas

  • Una de cada tres habilidades de cualquier publicación de empleo del 2017 en las áreas de informática, finanzas o ventas ha quedado obsoleta
Madrid

Estamos inmersos en una fuerte disrupción digital que provoca un gran déficit de habilidades digitales en los empleados. Según el informe Futuro del Empleo 2020 del Foro Económico Mundial, 85 millones de empleos serán desplazados y se crearán 97 millones de nuevos empleos para 2025. En la actualidad, una de cada tres habilidades de cualquier publicación de empleo del 2017 en las áreas de informática, finanzas o ventas ha quedado obsoleta. Además, una encuesta reciente de Deloitte destacó que el 53% de los encuestados cree que entre la mitad y toda su fuerza laboral necesitará cambiar de habilidades en los próximos tres años. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de las empresas españolas reconocen esta tendencia, muchas están teniendo dificultades para adaptarse a esta nueva realidad.

Según el informe realizado por la fundación IMANCORP a través de la Universidad Autónoma de Barcelona, la cuarta parte de la sociedad española tiene bajas o nulas competencias digitales, la mitad reconoce que se maneja regular con la informática, y los jóvenes no perciben la formación en nuevas tecnologías como un requisito de gran peso para encontrar empleo. La brecha digital crece paulatinamente a medida que las compañías no consiguen formar a sus empleados a la velocidad que requiere el negocio. Mientras tanto varios de los líderes de talento de recursos humanos afirman que sus soluciones tecnológicas de RRHH les aportan beneficios "en gran medida", pero la mayoría también admite que sufre dificultades para adoptar tecnologías de RRHH.

La tecnología nos puede ayudar a solventar esta situación. Nos será muy útil para conseguir que a cada empleado le llegue la formación que necesite, en el momento que lo necesite y de la forma que lo prefiera consumir. Hoy en día hay herramientas de Talento que ayudan a conseguir acelerar el proceso de upskilling y reskilling de los empleados e incrementar su nivel de compromiso con la empresa al sentirse más útiles a la par que aprenden. Si buscásemos una tecnología moderna para ayudarnos en este sentido deberíamos pedirle cosas como:

- Una Plataforma de Experiencia de Empleado que sea fácil de usar, moderna y actualizada, tipo Netflix, que les permita acceder fácilmente a lo que necesitan y que sea personalizada para cada uno en función de sus conocimientos, preferencias y motivaciones.

- Un motor de IA que relacione los skills que necesita la compañía con los puestos y proyección de carrera que tienen los empleados, y sus propios skills, para que puedan acceder al aprendizaje que realmente necesitan de manera personalizada, pero a la vez alineado con las necesidades de la compañía.

- Una Plataforma de Contenidos que aúne a los mejores proveedores en cada materia de interés para la compañía y para sus empleados y que actualicen constantemente el contenido que necesitan para aprender. Estos contenidos deberán estar convenientemente curados e integrados con la plataforma de aprendizaje de la compañía.

- Todo ello proporcionando la formación "in the Flow of Work" lo cual deberá permitir al empleado acceder al contenido sin tener que salirse de la plataforma en la que esté trabajando, ya sea Outlook, Teams, Salesforce, Slack o cualquier otra plataforma estándar del mercado.

Los grandes fracasos de proyectos de gestión por competencias están por desaparecer con la ayuda de la IA. Así, la brecha digital con el tiempo empezará a ser menor.

Elaborado por Guillermo San Román, Director Regional Senior de Iberia de Cornestone

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin