Ecoaula

La rectora de la UJI reivindica financiación y recursos de personal adecuados para poner el potencial de las universidades al servicio de la sociedad

La Universitat Jaume I ha celebrado el solemne acto de apertura del curso académico 2021-2022, un acto que ha estado presidido por la rectora de la UJI, Eva Alcón, acompañada por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig; la rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre; el rector de la Universitat Politècnica de València, José E. Capilla; la rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro; el rector de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Juan José Ruiz; el rector honorario de la UJI, Francesc Michavila, y la secretaria general de la UJI, Cristina Pauner. Así mismo, han asistido al acto el resto de rectores y rectoras de las universidades públicas y privadas valencianas; la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, la alcaldesa de Castelló de la Plana, Amparo Marco, entre otras autoridades.

En su intervención, la rectora de la UJI ha recordado las dos reivindicaciones históricas de las universidades: un nuevo modelo de financiación, «la gran asignatura pendiente», y la situación de las plantillas.

En cuanto a la financiación, Alcón ha destacado que «las universidades pedimos una financiación plurianual, suficiente y adecuada para prestar el servicio público de calidad que la sociedad merece». En esta línea, ha añadido que «lo que reivindicamos es una inversión ajustada a las necesidades reales de cada una de las universidades».

Por otro lado, ha aludido a la necesidad de estabilizar el profesorado universitario acreditado, reducir la temporalidad y facilitar la renovación de las plantillas. «La eliminación de la tasa de reposición y la aplicación del convenio colectivo del personal laboral son medidas irrenunciables e inaplazables. No solo lo pedimos por una cuestión legal, también lo pedimos por responsabilidad institucional y ética», ha afirmado.

Para finalizar, la rectora ha compartido algunos de los retos y proyectos para este curso académico. En la docencia, la UJI continuará revisando la oferta de estudios oficiales y propios «para responder a necesidades del presente y anticiparnos al futuro» y en investigación e innovación se profundizará en la transferencia de conocimiento con la construcción del nuevo edificio de transferencia y el Centro de Innovación Educativa y Tecnologías Digitales.

La consolidación del campus será otra de las acciones que se impulsarán con la apuesta por las energías renovables «para disfrutar de un campus cada vez más sostenible y saludable». Alcón también ha señalado la digitalización como otro de los aspectos destacados, en línea con el Plan UJI Digital, para mejorar la infraestructura digital y la administración electrónica, al tiempo que se desarrollarán las competencias digitales de toda la comunidad universitaria.

En cuanto a las personas, «continuarán en el centro de nuestras políticas, por eso priorizaremos, desde la responsabilidad que tenemos, el interés colectivo», ha apuntado la rectora.

La aprobación del III Plan de Igualdad y el inicio de las acciones del Plan UJI ODS, junto con un compromiso por la cooperación internacional completan las principales acciones de la universidad pública de Castelló para este curso académico.

«Como veis, abrimos un nuevo curso asentando las bases para responder a las profundas transformaciones sociales, ambientales y económicas en un tiempo decisivo que exige una respuesta rápida, conjunta y ejemplar», ha concluido la máxima autoridad académica.

Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha señalado que «la universidad ha demostrado ser el mejor ascensor social» y ha destacado que, este año, 128.000 jóvenes estarán en las aulas de todas las universidades públicas valencianas en un curso lleno de expectativas y de esperanza en la recuperación y la reactivación después de este tiempo de dificultades. «Queremos andar de la mano de las universidades e invertir todavía más en ellas porque donde está el conocimiento está el futuro y la prosperidad y, sobre todo, la igualdad de oportunidades», ha afirmado.

Lección inaugural: la serendipia en la ciencia

Rosa Llusar Barelles, catedrática de Química Física de la Universitat Jaume I, ha sido la encargada de impartir la lección inaugural de este curso académico 2021-2022 que llevaba por título «La serendipia en la ciencia: descubrimientos donde confluyen el azar y el talento», donde ha analizado algunos ejemplos de hitos científicos en los que la serendipia ha jugado un papel relevante, a pesar de que ha señalado que el papel del azar en el descubrimiento científico no tiene que sobrevalorarse.

Llusar ha explicado el descubrimiento de la quiralidad molecular; de los rayos X y su posterior aplicación a la elucidación estructural del ADN o ácido desoxirribonucleico; el descubrimiento accidental de un complejo de coordinación, el cisplatino, ampliamente utilizado en quimioterapia para combatir ciertos tipos de cáncer; la historia de nailon y, por último, ha hecho un breve análisis sobre el papel que la serendipia ha jugado en el desarrollo de las vacunas, dado el contexto actual de la pandemia de la COVID-19.

«La serendipia es relativamente frecuente en el mundo de la ciencia pero, tal y como se ha podido observar en este análisis, detrás de la realidad de cada uno de ellos hay algo más que un golpe de suerte. Todos nuestros protagonistas tienen algo en común: una mente preparada ante el inesperado, unida a una gran capacidad de trabajo», ha apuntado la catedrática.

Por otro lado, Llusar también ha señalado que la publicación temprana de los resultados mejora también la economía de la investigación, puesto que evita la repetición innecesaria de experimentos. En este sentido, ha indicado que «las redes pueden jugar un papel de trabajo en equipo en los cuales la observación requiere el esfuerzo y recursos de muchas personas. Aquellas comunidades que comparten la información de forma más eficiente crean un clima más propicio para la serendipidad».

Finalmente, ha hecho referencia a las inversiones de I+D, sobre lo que ha afirmado que «cuanto mayor es el volumen del trabajo de investigación, mayor es la probabilidad de obtener un resultado por serendipia y también aumenta la probabilidad de un hallazgo fortuito en aquellos entornos que ofrecen oportunidades a las personas con talento, a la vez que estos propician la formación de investigadores capaces de aprovechar estas oportunidades». En esta línea, la catedrática ha reiterado la importancia que tiene la captación de talento y unas políticas adecuadas de financiación en el avance científico. «Hoy más que nunca requerimos un consenso entre los diferentes agentes responsables de la política científica que propicie un clima idóneo para la investigación y para la formación de futuros científicos», ha concluido.

Medallas de Oro

En el acto también se ha entregado la Medalla de Oro de la Universitat Jaume I a los colectivos sanitario y sociosanitario, educativo y científico ante «una respuesta profesional, cargada de empatía, esfuerzo compartido, solidaridad y resiliencia durante la pandemia de la COVID-19 que nunca nos cansaremos de agradecer», ha señalado la rectora Eva Alcón.

Blanca Ferrer, supervisora general del departamento de Salud de Vinaròs y Juan Bellido, médico epidemiólogo en el Centro de Salud Pública de Castelló y profesor en la Unidad predepartamental de Medicina de la UJI, han recibido la distinción en representación del colectivo sanitario y sociosanitario.

En cuanto al colectivo educativo, ha sido representado por Andreu Branchat director del IES Leopoldo Querol de Vinaròs, y Noel Manzanares, directora del CEIP Francisco Grangel Mascarós de l'Alcora.

Finalmente, Rosa Menéndez, presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha sido la representante del colectivo científico.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin