Ecoaula

La directora del INJUVE: "Los jóvenes han demostrado ser responsables, solidarios y conscientes de las desigualdades"

  • Aboga por prepararlos para trabajar en sectores estratégicos y también formarlos en tolerancia por "el aumento de discursos de odio"
Madrid

La directora general del Instituto de la Juventud (INJUVE), María Teresa Pérez, describe a la juventud actual como una "generación vulnerada" que, apunta, "no es lo mismo que vulnerable" e indica a Europa Press que, a pesar de haber sufrido "años de recortes y especulación", ha "demostrado ser mayoritariamente responsable, solidario consciente de las desigualdades" con motivo de la celebración, este 12 de agosto, del Día Internacional de la Juventud.

Este colectivo ha visto como la pandemia del Covid-19 ha agudizado su precariedad e inestabilidad laboral; ha mermado sus posibilidades de emancipación; y ha empeorado la calidad educativa, según los datos que se recogen en el 'Informe Juventud en España 2020', realizado por el INJUVE.

Tras preguntar a más de 6.400 jóvenes de entre 15 y 29 años, residentes en España, sus respuestas dejaron paso a datos como que más de la mitad (52%) de ellos tienen contratos temporales, una temporalidad 30 puntos superior a la del resto de la población.

La "falta de estabilidad y suficiencia económica" que esto supone es la razón que alega la mayoría (un 75%) para no emanciparse. De hecho, el año pasado, solo un 32,8% de los jóvenes se habían planteado esta posibilidad, frente al 48% que lo hacía antes de la pandemia.

Una generación "forzadamente resiliente"

Sin embargo, en declaraciones a Europa Press, Pérez recuerda que la situación de los jóvenes ya era precaria como consecuencia de los recortes de la crisis de 2008 y las "normativas antifuturo" que se impusieron en ese periodo. En este sentido, destaca "la reforma laboral de 2012" que, a su juicio, supuso "prácticamente cronificar la precariedad, convertirla en un problema estructural y hacer muy difícil la emancipación".

Y, en este contexto, la directora general del INJUVE ha destacado, que "los jóvenes españoles son forzadamente resilientes". "A pesar de su situación socioeconómica y de la pandemia, han demostrado ser mayoritariamente responsables, solidarios y conscientes de las desigualdades", ha declarado.

Así, indica que "entre sus preocupaciones están el empleo, la vivienda y la educación, pero también están enormemente comprometidos con la igualdad de género y LGTBI y con el cambio climático".

Pérez también ha destacado que, "al contrario de lo que se suele decir", la juventud "sí se interesa por la política y sí participa", aunque "no se siente suficientemente escuchada".

Una prioridad para el Gobierno

Al respecto, ha indicado, desde el INJUVE están "intentando cambiar esas dinámicas" porque, ha explicado, "es clave para la eficacia de las políticas públicas que éstas respondan a las necesidades reales de la juventud". "Nadie mejor que ellos y ellas mismas, como sujetos con voz propia, pueden reclamar al gobierno las medidas que necesitan para mejorar su vida", ha recordado.

A su juicio, "antes no había voluntad para atender sus demandas" pero "ahora sí" porque, ha apuntado, "la juventud es una prioridad para el gobierno de coalición".

Pérez ha explicado, en este sentido, que está en pleno proceso de elaboración de la nueva Estrategia Nacional de Juventud 2030 que, ha destacado, "está siendo un proceso participativo". Así, ha recordado la reunión de la Comisión Interministerial el pasado 22 de julio, que se encontraba "por primera vez" desde "hace más de 4 años", y en donde el Consejo de la Juventud de España (CJE) como representante de los jóvenes asociados pudo hablar con representantes de todos los departamentos del Ejecutivo.

Además, recuerda que en febrero de este año el INJUVE hizo una Consulta Pública a la juventud para saber sobre su conocimiento de la Agenda 2030, sus preocupaciones y demandas globales e incorporarlas a la Estrategia Española de Desarrollo Sostenible que se lideró desde la Secretaría de Estado para la Agenda 2030.

"También trabajamos conjuntamente con el Ministerio de Trabajo y el CJE para elaborar el nuevo Plan de Garantía Juvenil Plus aprobado recientemente", ha apuntado Pérez, antes de señalar que en septiembre se firmará un convenio con la Inspección de Trabajo para intensificar el control de empresas que abusen de forma fraudulenta de contratos temporales y parciales; y que trabaja con la DGT para aprobar unas ayudas a la obtención del carné de conducir para jóvenes con bajos recursos.

Del mismo modo, ha recordado que los jóvenes españoles son también beneficiarios de algunas de las medidas tomadas por el Ejecutivo recientemente como los ERTE, el Escudo Social, el Ingreso Mínimo Vital, la prohibición del despido por baja medica, la Ley Rider o el nuevo Plan de Garantía Juvenil. También lo harán con el aumento en un 22% el presupuesto para becas universitarias, ha apuntado Pérez, así como, en futuro, con la Ley Trans y la ley de libertad sexual que se encuentran en proceso de tramitación.

Educación

Otro de los temas que más preocupa a los jóvenes es la educación. En este sentido, el Informe del INJUVE realizado en 2020 recoge que un 60% de este colectivo cree que su aprovechamiento del curso académico pasado se ha visto significativamente mermado; y un 11,2% afirman haber aprendido menos de la mitad que en un año normal.

En el curso 2021/2022 se enfrentan, además, a los cambios que llegarán con la puesta en marcha de la conocida como 'Ley Celaá'.

En esta materia, Pérez aboga por "una educación pública de calidad que garantice la igualdad de oportunidades" como "base de una sociedad democrática" y, por eso, considera "necesario formar" a los jóvenes "para acceder a nuevos perfiles de trabajo en sectores estratégicos para el futuro como la digitalización o la economía verde".

Sin embargo, apunta que, "ante el aumento de discursos de odio y su normalización y blanqueamiento por parte de algunos medios de comunicación que conlleva un incremento de agresiones", considera "esencial" que los jóvenes "reciban educación en valores como la tolerancia y el respeto a la diversidad sexual y al que piensa diferente".

Con la aparición de la pandemia, el colectivo ha sufrido en 2020 y en los últimos meses el señalamiento de la sociedad, que les ha culpado de falta de responsabilidad, por celebrar fiestas y botellones durante la crisis sanitaria y, como consecuencia, del aumento de los contagios por Covid-19.

Por ello, Pérez ha puesto en valor la situación de unos jóvenes que, en los dos últimos años, y como consecuencia de la pandemia, ha visto "paralizada su socialización".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin