Ecoaula

Kaspersky amplía su programa de prácticas SafeBoard en Europa

  • A partir de ahora, las prácticas se podrán realizar también en las oficinas de Kaspersky en Londres, Milán, París, Praga, Singapur y Utrech
Madrid

La compañía global de seguridad Kaspersky ha dado a conocer la ampliación de su programa de prácticas, SafeBoard, para incluir varios puestos más en Europa y Asia Pacífico. Las prácticas son totalmente remuneradas y tienen una duración de entre seis y doce meses.

Crear el entorno adecuado para el desarrollo del talento entre los jóvenes y ofrecerles diversas oportunidades de crecimiento profesional ha sido siempre una prioridad para Kaspersky. La ciberseguridad es una de las carreras profesionales más atractivas hoy en día y el programa de prácticas SafeBoard, que se puso en marcha hace varios años, proporciona un gran punto de partida para que estudiantes de todo el mundo inicien su carrera en el sector. Es especialmente importante ahora, en un momento en que muchos jóvenes se enfrentan a la incertidumbre del mercado laboral tras la pandemia.

A través del programa SafeBoardGlobal, los candidatos pueden elegir entre una gran variedad de puestos técnicos y no técnicos en un amplio abanico de funciones empresariales, entre las que se incluyen las orientadas a ventas de canal, comunicación corporativa, marketing digital, gestión TI, marketing, preventas, operaciones de ventas o soporte técnico.

Aunque lo ideal es que los candidatos sean apasionados de la tecnología, el programa SafeBoard está abierto a todos los estudiantes actuales de licenciatura o máster, así como a los recién licenciados, sin importar su procedencia o género.

"Teniendo en cuenta la conocida escasez de capacidades, podemos afirmar que éste es el mejor momento para comenzar una carrera en ciberseguridad. Kaspersky está bien situada para proporcionar a las mentes jóvenes más brillantes de toda Europa y Asia Pacífico una valiosa experiencia en una industria que está en constante evolución y que desempeña un papel crucial para ayudar a las empresas y a los individuos a seguir aprovechando los beneficios de la tecnología", afirma Marina Alekseeva, directora de Recursos Humanos de Kaspersky.

Kaspersky lleva seis años trabajando con el programa SafeBoard en su sede central, así como ofreciendo prácticas a estudiantes de otras regiones. Sin embargo, esta es la primera vez que el programa de prácticas SafeBoard se ha ampliado a las oficinas de Kaspersky en Londres, Milán, París, Praga, Singapur y Utrecht. Al trabajar estrechamente con los equipos locales, los estudiantes en prácticas podrán aprender y desarrollarse tanto personal como profesionalmente.

"Las prácticas del programa SafeBoard proporcionan conocimientos y habilidades que no se pueden aprender con un libro. Los estudiantes en prácticas se benefician tanto de un aprendizaje en el día a día del trabajo como de la retroalimentación constante de un mentor; además de otros tipos de actividades y talleres a nivel mundial", agrega Denis Barinov, director de Kaspersky Academy. "Las prácticas en Kaspersky son una oportunidad para que los estudiantes inicien su carrera en el apasionante mundo de la ciberseguridad, a través del trabajo en la mayor empresa privada de ciberseguridad global del mundo y antes de su graduación".

El proceso de solicitud para las prácticas de SafeBoard ya está abierto. Tras un breve proceso de preselección, se invitará a los posibles candidatos al evento hackathon online de Kaspersky a finales de junio, donde se pondrán a prueba sus habilidades sociales y de trabajo en equipo y también demostrarán sus conocimientos mientras trabajan en casos específicos. El 16 de julio se anunciarán los candidatos seleccionados.

Los estudiantes universitarios y de posgrado interesados en realizar prácticas en Kaspersky pueden solicitarlas en este link.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.