Ecoaula

El auge de la educación online: nuevo mundo, nuevas necesidades

  • Necesitamos, más que nunca, flexibilidad y nuevos formatos de aprendizaje
Madrid

Como todo el mundo sabe, la pandemia del Covid-19 ha supuesto un antes y un después en muchos aspectos y también en la mayoría de sectores. Ese ha sido precisamente el caso de la educación online. En marzo de 2020, según la UNESCO, más de 1.200 millones de estudiantes de 186 países se vieron afectados por el cierre de escuelas debido a la pandemia y la pregunta fue, ¿ahora qué hacemos?. Este cambio de paradigma supuso la adaptación obligada a nuevos formatos de aprendizaje y a pesar del escepticismo inicial, un año después podemos decir que la experiencia ha sido positiva y que ha servido para acelerar sustancialmente el crecimiento del aprendizaje en línea.

Evolucionando desde hace 20 años, la educación online se posiciona ahora como la mejor opción de aprendizaje, ya que ha demostrado ser el sector más innovador y con mayor flexibilidad para adaptarse a las nuevas tecnologías. Además, con la generalización del teletrabajo se ha ganado más tiempo en casa y horarios más flexibles que ayudan a que más personas opten por la formación online para incrementar sus competencias.

Según los datos de Global Market Insights, el tamaño del mercado de e-learning superó los 250 mil millones de dólares en 2020 y se prevé que crezca a más del 21% entre 2021 y 2027. Esta cifra indica que durante los próximos años va ser un sector con grandes posibilidades de crecimiento. Desde nuestra experiencia podemos afirmarlo, de hecho desde marzo de 2020 hemos alcanzado las 10 millones de suscripciones a nivel mundial y en España se han incrementado las descargas de nuestra app en más del 200%.

Por todo ello, estamos convencidos de que el aprendizaje online ha llegado para quedarse y que debemos aprovechar el momento para idear, testear y lanzar productos de verdadero interés para el usuario. Ha quedado demostrado que quienes sean capaces de adaptarse rápidamente a nuevas situaciones serán los más beneficiados y que es importante aprender a operar en entornos cambiantes de forma iterativa, asegurando la planificación de diferentes escenarios, la previsión y ejecución de operaciones de forma flexible.

Con este contexto nos planteamos el presente y futuro desde el equipo de Babbel y nos pusimos a trabajar en ofrecer aquello que nuestros usuarios precisaban más. De esta forma nació Babbel Live, nuestro nuevo servicio de clases en grupo virtuales, a partir de los comentarios de usuarios que nos decían que aunque disfrutaban del ritmo de una aplicación de autoaprendizaje, echaban de menos la oportunidad de hablar con otro ser humano y recibir feedback de un profesor certificado. Ahí vimos la oportunidad de satisfacer esta necesidad de los usuarios de forma virtual.

Enfocados en desarrollar de forma iterativa, priorizamos la implementación de un sistema de feedback de usuarios robusto - al final de cada clase recogemos información cuantitativa y cualitativa, que analizamos semanalmente para identificar problemas, inspirar nuevos diseños y sobretodo, mantener un sentimiento de empatía con el usuario. Leer las palabras textuales (buenas y malas) de nuestros early adopters ha sido lo más motivante para nuestro equipo multidisciplinar en los primeros meses.

Tenemos claro que si queremos continuar siendo la app de referencia en el aprendizaje de idiomas, debemos adaptarnos a las necesidades específicas de nuestros usuarios y darles soporte continuo con nuevos productos y servicios para que les ayuden a aprender de forma efectiva, ofreciéndoles una ruta de aprendizaje completa. Para ello, hemos creado un ecosistema multiproducto en el que se incluyen diferentes herramientas con el objetivo de que el aprendizaje sea sencillo, cómodo y eficaz. Por ejemplo, estamos desarrollando experiencias de aprendizaje tanto para momentos de enfoque profundo (clases en vivo, lecciones en nuestra aplicación) como para momentos más relajados (juegos, microrrelatos y datos curiosos, por ejemplo). Necesitamos, más que nunca, flexibilidad y nuevos formatos de aprendizaje que se adapten a nuestra "nueva vida" y Babbel ya está trabajando en ello.

Elaborado por Belén Caeiro, Directora de Babbel Live

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin