Ecoaula

Los trabajadores que nos vienen…. Titulados universitarios en busca de empleo

  • El emprendimiento es otra de las vías de empleabilidad que también se promueve de manera decidida
Madrid

La incorporación al ámbito laboral de los titulados universitarios, como no puede ser de otra manera, tiene dos visiones que deben converger. La visión del titulado, en muchos casos desencantado y desilusionado con su futuro profesional, y la perspectiva del contratante, que demanda talento y capacidad de esfuerzo que no siempre encuentra entre sus posibles futuros empleados.

Es función de las Unidades de Empleo de las universidades ser capaces de transmitir que esas dos perspectivas no son tan distantes y pueden hacerse coincidir consiguiendo incrementar la empleabilidad. También es cierto que esa sinergia no se establece automáticamente; conlleva un trabajo en múltiples aspectos que, por ejemplo, en la Universidad de Burgos tiene la ventaja de nuestro reducido tamaño que nos permite personalizar esas acciones tanto hacia las empresas como hacia nuestros egresados.

La desilusión de los estudiantes se ha incrementado a causa de la pandemia sobre la que ya podían tener. A una formación que no siempre es coincidente con las expectativas sobre las salidas del título de los estudiantes, se unen visiones parciales sobre los sectores de empleabilidad que les pueden transmitir en el entorno universitario, o la influencia de la situación económica que les hace recibir señales casi en exclusiva sobre recesión y crisis. También, su desconocimiento de sus propias capacidades les puede hacer abordar búsquedas de empleo generalistas que no hace sino desencantarles más al presentarse a ofertas que no corresponden a su perfil. En estos aspectos nuestro trabajo se focaliza no sólo en formar a los estudiantes y titulados en aprender a realizar entrevistas o resaltar sus capacidades en un CV, sino también en aportarles y capacitarles para reconocer sus habilidades blandas, ayudándoles de manera personalizada a ser conscientes de sus capacidades. Asimismo, se transmite a los estudiantes información sobre los campos en que pueden desarrollar su actividad laboral, que muchas veces restringen por un desconocimiento lógico del sector empresarial.

Queremos aportarles y capacitarles para reconocer sus habilidades blandas, ayudándoles de manera personalizada

En este sentido, las prácticas en empresa contribuyen a un conocimiento mutuo de estudiantes y empresas. Los primeros conocen distintos ámbitos y sectores en que su formación puede encajar en el sistema productivo, y las empresas pueden comprobar no tanto la formación de los estudiantes –que consideran suficiente– sino esas otras capacidades. Ese conocimiento mutuo favorece la identificación del talento por los empleadores y las posteriores contrataciones.

La búsqueda de este talento es la preocupación empresarial actual. La próxima jubilación y necesaria sustitución a medio plazo de un gran número de puestos técnicos conllevará la entrada de titulados universitarios que deben encajar en un modelo productivo cada vez más exigente para una mayor competitividad. Esa exigencia no viene dada por una mayor dedicación horaria sino por una capacidad para acometer nuevos desafíos, por supuesto internacionales, aplicando innovaciones en sistemas de producción o en productos. Esa identificación de talento y capacidad cada vez va a depender menos de unas pruebas de selección que los candidatos ya preparan. Es preferible una incorporación progresiva a las empresas, comenzando con una formación "a la carta" en la empresa, por ejemplo, con una formación dual –programa que llevamos varios años desarrollando en la Universidad de Burgos con empresas de nuestro entorno– y una validación de adecuación.

El emprendimiento es otra de las vías de empleabilidad que también se promueve de manera decidida desde nuestra universidad en el marco de múltiples programas que identifican, forman y ayudan a estudiantes y titulados en sus iniciativas.

En definitiva, hay oportunidades y hay titulados formados. Combínense.

Elaborado por Gonzalo Salazar, Vicerrector de Relaciones con la Empresa y Resiliencia de la Universidad de Burgos

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin