Ecoaula

Alertan de una crisis nutricional por la pérdida de 39.000 millones de menús escolares a causa de la pandemia

  • Se estima que 24 millones de niños en edad escolar corren el riesgo de abandonar la educación debido a la pandemia
Madrid

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) han alertado de la llegada de una "crisis nutricional" por la pérdida de 39.000 millones de menús escolares a causa del cierre de colegios por la pandemia, cuando estos son, a menudo, "la única comida diaria nutritiva que reciben los niños".

Así lo han recogido sendas organizaciones en el informe 'COVID-19: No solo se pierden las clases', que señala que 370 millones de niños de todo el mundo se han perdido el 40 por ciento de esas comidas de promedio.

En este sentido, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, ha incidido en que los niños "no solo están perdiendo educación, sino también una fuente de nutrición confiable". "Mientras respondemos a la pandemia y esperamos a la distribución de la vacuna, debemos dar prioridad a la reapertura de las escuelas y pasar a la acción para que sean lo más seguras posibles", ha manifestado.

"Debemos apoyar a los gobiernos para que reabran las escuelas de manera segura y vuelvan a alimentar a estos niños. Para muchos, la comida nutritiva que se les da en la escuela es la única que reciben en todo el día", ha dicho, por su parte, el director del PMA, David Beasley.

Se estima que 24 millones de niños en edad escolar corren el riesgo de abandonar la educación debido a la pandemia, lo que revertiría el progreso logrado en las matriculaciones escolares en las últimas décadas, una cuestión a la que se puede hacer frente con los programas de alimentación escolar.

En la actualidad, se ha reducido en un 30 por ciento la cobertura de estos servicios, así como los programas de suplementos nutrientes, promoción de la nutrición en países de ingresos bajos y medios y de tratamiento de la desnutrición grave en niños, según el informe.

El documento también muestra que antes de que la pandemia estallara, cerca de la mitad de niños de entre 13 y 17 años decía tener hambre, mientras que hasta dos tercios de los adolescentes de entre 15 y 19 años tenía bajo peso.

De este modo, UNICEF y el PMA han instado a los Gobiernos a priorizar la apertura de las escuelas y asegurar que los niños reciben atención sanitaria, alimentaria y nutricional a través de programas escolares.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin