Ecoaula

Combatiendo la pandemia en las aulas

  • Las escuelas pueden aprovechar la oportunidad de transformar digitalmente sus aulas y crear entornos verdaderamente conectados
Madrid

Las instituciones educativas y los propios profesores se están enfrentando a un entorno excepcionalmente complicado, ya que la pandemia les ha obligado a dar un giro a su modus operandi tradicional para adaptarse a un mundo mayoritariamente digital. Como las escuelas ya han reabierto sus puertas en toda Europa (al menos parcialmente), y los estudiantes han vuelto a sus aulas tradicionales, la transformación digital requerida todavía no se ha completado en su totalidad. Si bien la pandemia ha planteado un desafío sin precedentes para los sistemas educativos de todo el mundo, también ha puesto el foco en la importancia de la conectividad y el uso de las tecnologías digitales para la enseñanza y para el aprendizaje.

En un futuro no muy lejano, las escuelas y universidades se enfrentarán a un difícil desafío, atrapadas entre las limitaciones presupuestarias y la necesidad de preparar el futuro e invertir en sus redes para poder desplegar nuevas tecnologías. Teniendo todo esto en cuenta, a continuación detallamos algunos aspectos importantes que los equipos de TI de las instituciones educativas deberían priorizar para preparar el nuevo futuro digital.

Establecer las bases correctas

Más que nunca, el acceso a Internet es una necesidad para el sector de la educación. Tanto los profesores como los estudiantes confían en él diariamente para completar sus tareas, con fines de investigación, para la colaboración, así como para las tareas de clase. Para los que están confinados, es su ventana al mundo exterior. Para la mayoría de las instituciones, la COVID-19 ha significado que los materiales de aprendizaje deben estar ahora disponibles online para que los estudiantes puedan acceder a ellos sin importar dónde se encuentren. Todo esto implica que tener un acceso Wi-Fi consistente es fundamental para una experiencia óptima de aprendizaje.

Sin embargo, desplegar una red Wi-Fi que se extienda por todo el campus y proporcione una conectividad de alta calidad puede ser difícil; muchas escuelas y universidades todavía están utilizando soluciones muy antiguas, diseñadas para otro paradigma de TI más centralizado. Ahora que los estudiantes están familiarizados con el BYOD y con las experiencias personales de aprendizaje que han adquirido durante el confinamiento, se va a producir una demanda creciente de acceso a la red, que debe estar disponible en todo momento y en cualquier lugar para permitir la colaboración, la comunicación entre estudiantes y docentes, y el aprendizaje flexible ininterrumpido. Para soportar este incremento de dispositivos, y gestionar el ancho de banda eficientemente, los equipos de TI deben apoyarse en soluciones Wi-Fi empresariales de última generación.

Habilitar nuevas tecnologías

Con una red inalámbrica adecuada, las escuelas pueden aprovechar la oportunidad de transformar digitalmente sus aulas y crear entornos verdaderamente conectados. Estamos asistiendo a un interés creciente por mejorar las operaciones y ser más eficientes, con espacios inteligentes preparados para IoT que no sólo fomentan el aprendizaje, sino que también ahorran energía y mejoran la seguridad. La implementación de sistemas de automatización de edificios, incluyendo los Puntos de Acceso WiFi de bajo consumo, los sistemas inteligentes de climatización o las cerraduras inteligentes de las puertas, hacen que el campus sea más respetuoso con el medio ambiente y más seguro.

Una de las alternativas para mejorar la experiencia del usuario, mientras se desplaza por el Campus, es utilizar la tecnología de beacons que ofrece, a través del teléfono, la posibilidad de geolocalización y guiado en interiores de edificios, así como visitas guiadas a las instalaciones para potenciales estudiantes y visitantes.

Investigaciones recientes de HPE Aruba han puesto de relieve los beneficios en materia de seguridad de integrar las redes del Edge en el sector educativo. Cuando se les preguntó cómo utilizan el Edge hoy en día, el 49% de los responsables de la toma de decisiones en materia de TI en centros educativos citaron el uso de soluciones de IoT y de localización para mejorar la seguridad del campus. Con las escuelas y las universidades operando en un ambiente condicionado por la pandemia, garantizar la salud y la seguridad de estudiantes y profesores nunca ha sido más importante, pero a la vez más complejo. El despliegue de soluciones de IoT en el Edge (el 45% de los encuestados también dijo que están utilizando sensores de IoT para mejorar la seguridad de los estudiantes) da a los administradores una mayor visibilidad sobre cómo se está moviendo la gente en el campus, lo que puede ayudar a garantizar las políticas de distanciamiento social.

Ciberseguridad

El incremento del número de dispositivos -desde teléfonos y tabletas, hasta altavoces inteligentes- unida al desconocimiento de las mejores prácticas de seguridad, puede exponer a los usuarios a múltiples riesgos.

Para hacer frente a este problema, las escuelas deben aplicar nuevas herramientas que vayan más allá de las medidas tradicionales de ciberseguridad, como el análisis del tráfico de red basado en Inteligencia Artificial para ayudar a identificar los patrones de comportamiento habitual de los usuarios y ser capaces de detectar las anomalías; proporcionando protección en tiempo real y ofreciendo una respuesta rápida en caso de que se produzca una brecha en la red.

Al implementar una red inalámbrica que puede manejar múltiples dispositivos de forma segura y que tiene la flexibilidad para adaptarse y evolucionar a medida que se añaden nuevas tecnologías, las organizaciones pueden prepararse para tener éxito en el futuro.

Con la tecnología adecuada y una estrategia de seguridad que permita a los educadores innovar sin temor a las ciberamenazas, existe un enorme potencial para que las instituciones educativas se conviertan en lugares de trabajo digitales eficientes, productivos, e inspiradores, mientras navegan por la nueva normalidad.

Elaborado por Pedro Martínez Busto, responsable de desarrollo de negocio en Aruba, una compañía de Hewlett Packard Enterprise

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin