Ecoaula

UPO identificará los casos de alumnos vulnerables que no puedan realizar las pruebas presenciales

  • La Universidad planifica su actividad académica para los primeros meses de 2021

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, a través de una Instrucción publicada por el Vicerrectorado de Estrategia y Planificación Docente, ha concretado una serie de medidas que regulan la modalidad de evaluación del primer semestre y la planificación de la docencia para los próximos meses, según informa en un comunicado.

Estas medidas, motivadas por la probabilidad de que la actual situación pandémica pueda prolongarse hasta mediados del año 2021, están orientadas a preservar la salud de los miembros de la comunidad universitaria y a facilitar una programación a medio plazo de la actividad de todos los estamentos de esa comunidad".

Para la adopción de las mismas se ha partido de las recomendaciones de la Comisión Covid-19 de la Universidad, cuya composición ha sido recientemente modificada como primera actuación del actual equipo de gobierno, para introducir en la misma a miembros de la comunidad universitaria expertos en coronavirus, en salud pública y en prevención.

Sobre la evaluación del primer semestre, la instrucción dictamina que la decisión corresponde a los equipos docentes de cada asignatura y debe ser común para todas las líneas de una misma materia. En todo caso, la elección de la modalidad de evaluación ('on line' o presencial) debe responder a criterios académicos, de modo que la modalidad seleccionada ha de permitir evaluar con rigor las competencias adquiridas.

En el caso de las pruebas presenciales, la Universidad ha activado un estricto protocolo para garantizar la seguridad sanitaria que incluye el incremento del número de aulas para respetar la distancia social, así como un protocolo de acceso al aula y asignación de sitio para cada estudiante.

De forma paralela, durante esta semana, el Vicerrectorado de Estudiantes, a través de Instrucción con fecha 15 de diciembre, ha activado un procedimiento para identificar los casos de alumnos y alumnas vulnerables que, por motivos de salud o por motivos sociales, no puedan realizar las pruebas de forma presencial.

Esta condición de vulnerabilidad, que amplía la descripción que figura en la Instrucción de 9 de octubre de 2020, afectará a todo el periodo de evaluación del primer semestre y a todas las pruebas programadas durante el mismo sin que quepan excepciones.

La docencia en el segundo semestre se iniciará principalmente en modalidad 'on line'. Asimismo, en lo que se refiere a la docencia, el documento explica que el segundo semestre se iniciará con una enseñanza 'on line' para todas las actividades docentes que se puedan adaptar a este formato: clases de enseñanzas básicas, y de enseñanzas prácticas y de desarrollo. Se podrá autorizar la presencialidad para aquellas actividades docentes que lo requieran según su naturaleza (prácticas de laboratorio, deportivas, etc.), siempre que cumplan con todos los requisitos de seguridad frente al virus.

Además, se sugiere a los centros que modifiquen sus horarios, de modo que se evite la sucesión de actividades presenciales y 'on line' que obliguen a los estudiantes a permanecer largos periodos en los espacios comunes del campus.

Esta modalidad docente se mantendrá hasta el día 3 de abril de 2021, salvo indicaciones contrarias de las autoridades sanitarias y administrativas competentes, marco al que se circunscribe cualquier decisión de la institución.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin