Ecoaula

Internet y educación: claves para emprender en el sector educativo

  • Actualmente en el mundo hay 483 millones de personas que hablan español de forma nativa
Madrid

La pandemia sanitaria ha provocado un impulso no solo en la transformación digital de toda la sociedad también en la forma de estudiar y trabajar. Además, ha acelerado la mentalidad en la forma de colaborar, de organizarse y buscar nuevas formas de emprender ante estos tiempos de adversidad. Muchas personas buscan nuevas oportunidades laborales y, más concretamente, reciclarse en el mundo educativo digital, sector en auge.

Bill Gates, emprendedor y un visionario en la innovación, afirmó que para el 2015 la educación por Internet sería más importante que las universidades. Y, no se equivocó porque ya veía las grandes oportunidades que la educación online iba a proporcionar a esos emprendedores que se animaran a crear sus proyectos.

La educación online se ha convertido en la alternativa para escuelas, particulares y empresas que quieren poder continuar educándose y formándose en tiempos de crisis y desde cualquier lugar geográfico. Por eso, muchas instituciones educativas seguirán ofreciendo un modelo híbrido y con el e-learning para seguir llegando a cualquier persona.

En este punto, ELEInternacional, plataforma de formación online, entienden que el desafío al que se enfrentan estos nuevos emprendedores es el de ser cada vez más creativos, competentes, con una progresión tecnológica e innovación constante, además de la inclusión del conocimiento a través de la inteligencia emocional. La innovación digital ha provocado una revolución en el mundo educativo y en su mercado laboral. Según datos recogidos por la UNESCO, el mundo requerirá casi 69 millones de nuevos profesores para cumplir con los objetivos de educación que se plantean para 2030. Los expertos de esta organización consideran que los docentes de calidad son esenciales para el progreso del planeta, y su capacitación, contratación, retención, situación social y condiciones laborales figuran entre las principales prioridades en su Agenda para el Desarrollo Sostenible.

La solicitud de profesores de español asciende de forma firme y es una de las profesiones con más salida laboral, de ahí que España sea la principal cantera de profesores de español como lengua extranjera (ELE). Actualmente en el mundo hay 483 millones de personas que hablan español de forma nativa, siendo en esta modalidad la segunda lengua más hablada del mundo. El número de hablantes nativos en el mundo hispanoamericano se encuentra encabezado por aquellos países que tienen más población. México, Colombia, Argentina y España son los que más tienen, según datos del Instituto Cervantes.

En este aspecto, Inés Ruiz, emprendedora y fundadora de ELEInternacional, explica que en un mercado laboral tan voluble como el actual, es primordial amoldarse a la nueva normalidad y desarrollarse en el mundo digital. «Creo que con este nuevo modelo educativo existirán más alternativas formativas y una mayor competencia laboral», matiza.

Tal y como explican desde la escuela, los precipitados cambios que se están viviendo han provocado que el ecosistema del emprendimiento digital despierte. «Ahora sabemos mejor que nunca lo que funciona y lo que no funciona y el mundo digital ofrece infinidad de posibilidades. La mayoría de personas buscan conciliar y mejorar su futuro profesional», matiza.

Asimismo, todo emprendedor digital antes de iniciar su proyecto, debe tener presente algunas claves para poder desenrollar de forma eficaz y segura todo su plan.

Definición y análisis del objetivo y el mercado

El emprendedor ha evolucionado mucho en los últimos años. Ahora los emprendedores no solo buscan tener un trabajo estable sino también aportar algo a la sociedad y crear valor a través de la educación. Por eso, hay que saber lo que existe en la actualidad y diferenciarse del resto. La formación online, además, disminuye significativamente los costes y permite invertir de manera más adecuada, según la demanda.

Fomenta el uso de las últimas tecnologías

Las nuevas tecnologías se han impuesto y hay que ofrecer al máximo soluciones adaptadas a todos los alumnos. Evidentemente, no todos los estudiantes se manejan igual con el mundo digital y hay que implantar opciones compatibles con cualquier tipo de público. «Las rutinas y peticiones de la sociedad son cada vez más digitales, y en la formación también. Además, los beneficios de la digitalización de poder cursar los estudios desde cualquier lugar y en cualquier momento priman en la nueva normalidad», añade Ruiz.

Un plan de acción en línea

El objetivo es que el plan pronostique todos los posibles escenarios para tu proyecto. La recomendación principal es plantear todo el curso completamente digital, todo el contenido y material de formato virtual. En este sentido, es preferible ofrecer una oferta con programas más intensivos y precisos permitiendo a los estudiantes crear su propio rumbo formativo. «Además, la idea es que cada uno pueda cursar las materias según sus necesidades formativas o profesionales, dedicando el tiempo y esfuerzo que se requiera», matiza Ruiz.

Interactúa y empatiza con los alumnos

Aprender y enseñar desde las emociones, empatizando. Lo importante es profundizar desde el alma del aula. Si se descubren esas emociones y se entabla esa conexión con el alumno, el aprendizaje y trabajo serán impecables. Esto es esencial si la idea para emprender se centra en la formación online. «No es recomendable que el alumno se sienta solo, esta soledad puede desalentarlo y hacer que abandone el curso antes de tiempo. Hay que interactuar con ellos, tener una comunicación fluida y ofrecer diferentes medios de comunicación», explica.

Nuevas experiencias en el formato digital

Ante los nuevos confinamientos y la segunda ola de la Covid-19, la educación online se afianza como una opción compatible para seguir formándose. Gracias a los beneficios de la tecnología, el uso de un modelo híbrido ya es posible. «Nuevas experiencias, clases más interactivas, networking con personas de cualquier lugar del mundo, las posibilidades son infinitas», concluye.

En resumen, han confirmado, «actualmente es un buen momento para emprender porque en momentos de crisis salen buenas oportunidades. Es momento de trabajar desde la pasión, el talento y la innovación para ponerlo al servicio de la sociedad y ofrecer soluciones».

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin