Ecoaula

La UOC reafirma su apuesta por el conocimiento abierto

  • La UOC pone en marcha un proceso participativo interno para definir una nueva política de conocimiento abierto
Madrid

Desde el repositorio institucional de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), el O2, se puede acceder a más de 2.000 artículos científicos y a más de 150 tesis doctorales. El O2 también pone al alcance de todo el mundo más de 80 libros, más de 1.600 recursos de aprendizaje y más de 8.500 trabajos finales generados por el estudiantado. Estas cifras son una muestra de la firme apuesta de la institución por compartir el conocimiento que se genera, una realidad promovida desde el 2018 con su Plan de acción Conocimiento Abierto, para convertir la universidad en un nodo de conocimiento abierto y global y para contribuir a la resolución de los retos globales de la sociedad.

«Queremos transformar la UOC en un nodo abierto que proyecte el conocimiento y que, al mismo tiempo, pueda conectar con contribuciones externas y enriquecerse», explicaba con motivo del lanzamiento del Plan Pastora Martínez Samper, vicerrectora de Globalización y Cooperación. La vicerrectora incidía en que la institución quiere ser verdaderamente «global y social, más porosa y participativa, y contribuir a superar los retos internacionales de sostenibilidad, como los de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas».

Un plan en nueve ejes

El Plan de acción Conocimiento Abierto de la UOC se articula en seis ejes principales, para impulsar las publicaciones en abierto, los datos de investigación en abierto, el aprendizaje en abierto, la innovación abierta, una universidad abierta a la sociedad y nuevos modelos de evaluación de la investigación. Además, el Plan consta de tres ejes transversales, como son la formación, la comunicación y la sensibilización sobre este ámbito; el desarrollo de infraestructuras en abierto y la participación en espacios de referencia sobre esta realidad.

Coliderado por el Área de Globalización y Cooperación y el Área de Biblioteca y Recursos de Aprendizaje, «el Plan implica el compromiso de la universidad con un modelo que apuesta por el conocimiento científico como bien público y el impulso de la visibilidad de la relevancia de la investigación y de la formación de la UOC», apunta Nadja Gmelch, directora de Proyectos para el Conocimiento Abierto y coordinadora del Plan desde sus inicios. Así, la universidad firmó la Declaración de San Francisco (DORA), un movimiento internacional para promover una nueva valoración de la investigación basada en la calidad científica. «Hemos empezado a aplicar este criterio en las convocatorias internas de financiación de la actividad investigadora», añade Gmelch. Además, en materia científica, la universidad impulsa que los datos de sus proyectos científicos sigan los principios FAIR (findable, accesible, interoperable y reusable, es decir, 'encontrable', 'accesible', 'interoperable' y 'reutilizable'), de forma que ya cuenta con seis datasets en abierto de sus investigaciones. Así, la institución ya ha puesto en marcha un servicio de apoyo en la gestión de datos de investigación FAIR. «El objetivo es que antes de la próxima década, todos los datos producidos por los proyectos de investigación de la UOC sigan estos principios», indica Gema Santos, técnica del Área de Biblioteca y Recursos de Aprendizaje, que recientemente se ha sumado a la coordinación del Plan.

Otras iniciativas que muestran el camino recorrido son la participación en el proyecto de financiación europea CIRCLET para fomentar la cocreación de conocimiento con el profesorado universitario, para analizar problemáticas sociales; la promoción de los trabajos finales de grado y de máster participativos, una alternativa con la que el alumnado puede desarrollar una investigación aplicada y proponer soluciones o recomendaciones a problemas concretos de nuestra sociedad, y la organización de diferentes ciclos divulgativos con la Sala Beckett de Barcelona («Memento mori», «Res no és mentida», «Terrores de la ciudad. Escenarios de conflicto y miedo» y «Las condiciones del cerebro»), el cine Phenomena, las bienales de pensamiento y de ciencia de Barcelona, o festivales como el Ars Electronica, para que la universidad esté presente en otros espacios de la ciudadanía, más allá de los académicos.

La apuesta de la UOC también queda plasmada en la innovación abierta, con la consolidación de la incubadora virtual Hubbik, de apoyo al emprendimiento, una comunidad con más de 120 emprendedores, o de su vehículo de inversión, Invergy, para destinar financiación a empresas emergentes (start-ups) comprometidas con los valores de la institución. Otra iniciativa en este ámbito es la creación del Premio Gabriel Ferraté —en honor del primer rector de la UOC—, con la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), para poner en valor el desarrollo de soluciones a retos sociales. La primera edición del galardón busca soluciones para que la tecnología ayude a las personas que se sienten solas.

Con el fin de sensibilizar y formar en torno a las diferentes cuestiones que tienen que ver con el conocimiento abierto, la UOC organizó dos cursos sobre responsible research and innovation for researchers ('investigación e innovación responsables para investigadores'), mediante los cuales se formó a más de treinta personas de la UOC, así como múltiples iniciativas en las anteriores semanas internacionales del acceso abierto. Además, la relevancia de la apuesta por el conocimiento abierto impregna el Plan de comunicación para la investigación y la innovación de la universidad.

Referentes en ciencia abierta

En línea con el desarrollo del Plan de acción Conocimiento Abierto, la UOC también se ha consolidado como referente en ciencia abierta en Europa. Para muestra, el Vicerrectorado de Globalización y Cooperación participa en el grupo de expertos sobre este ámbito de la European University Association (EUA), en representación de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), y también en el grupo Ciencia Abierta en Cataluña, en la Comisión de Open Science (COS), del Ministerio de Ciencia e Innovación, y en la Comisión de Ciencia Abierta de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). Además, la UOC reafirma su compromiso con la ciencia abierta con el objetivo de que en 2030 todas sus publicaciones científicas sean en abierto. «Actualmente, más del 52?% de los artículos científicos de nuestra universidad están publicados en abierto», confirma Gema Santos.

Conocimiento abierto en tiempos de pandemia

La UOC no detuvo su apuesta por el conocimiento abierto con la actual pandemia. De hecho, a raíz de la incidencia de la COVID-19 en ámbitos como la educación, la UOC organizó una serie de seminarios web (webinars) para apoyar la docencia no presencial de emergencia, con casi 10.000 participantes, y el portal «Connectad@s, la universidad en casa», con el Ministerio de Universidades y la CRUE, para apoyar la transición de la educación presencial al formato en línea.

Otra iniciativa en plena crisis sanitaria que ha tenido el apoyo de la institución ha sido la convocatoria pública estatal «Desafíos comunes», de la organización Frena la curva, una plataforma ciudadana para sumar esfuerzos conjuntos frente a la actual pandemia de la COVID-19.

Nueva política

Coincidiendo con la Semana Internacional del Acceso Abierto (19-25 de octubre), la UOC pone en marcha un proceso participativo interno, transparente y colaborativo, para definir, implementar y difundir una nueva política de conocimiento abierto, con la participación del personal docente e investigador. El objetivo es adaptar la política actual, elaborada en 2010, a los avances en el ámbito del acceso abierto y la ciencia abierta de los últimos años. Así, la nueva política se trabajará en consonancia con el actual Plan de acción Conocimiento Abierto, «que va más allá del acceso abierto a las publicaciones científicas, incorporando una definición amplia de lo que significa convertir la UOC en una universidad abierta», tal como apuntan las coordinadoras del Plan.

La UOC quiere aprovechar el proceso interno para sensibilizar a su comunidad, especialmente a la parte académica, sobre esta cuestión y su entorno, respecto a la apuesta por el conocimiento abierto. La universidad quiere, así, «fomentar la aceptación y el cumplimiento posterior de la nueva política, mediante la implicación de las personas clave durante el proceso participativo, y poner en práctica los valores básicos del Plan de acción Conocimiento Abierto», añaden.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin