Ecoaula

PNV denuncia que Bildu le quiere echar un pulso al Gobierno vasco con la huelga del 15 de los sindicatos de educación

  • Para el líder jeltzale, "ya hay suficientes incertidumbres" en la actual situación, como para que, "encima", se añada "más crispación"

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, cree que la huelga convocada por los sindicatos de Educación para el 15 de septiembre demuestra que EH Bildu y "su entorno anti-todo" quiere hacer oposición de "moqueta y calle" y echar "un pulso" al Gobierno Vasco. No obstante, espera que, finalmente, el paro se quede en un anuncio porque "ya hay suficientes incertidumbres", como para añadir "más crispación".

En una entrevista concedida Onda Vasca, recogida por Europa Press, Ortuzar se ha referido a la huelga de sindicatos de Educación organizada para el 15 de septiembre, y ha afirmado va a haber "una tentación del mundo del anti-todo", que, "desgraciadamente, existe en Euskadi", de realizar una "una acción combinada político sindical, de combinación de moqueta y calle, de oposición en las instituciones, pero con resonancia y agitación en la calle".

En todo caso, ha advertido de que "el país, la sociedad, no está para eso". "No nos pide eso, nos pide arreglar los problemas. La sociedad creo que no entiende que haya una convocatoria de huelga, respetando al máximo la capacidad de los sindicatos para convocar huelgas, etc, pero antes de convocar las huelgas, hay que agotar todos los ámbitos de relación", ha destacado.

A su juicio, sobre todo, se tenía que haber tenido en cuenta que, en pocos días, se iba a formar un nuevo Gobierno Vasco. "Yo creo que la responsabilidad es otra, se demuestra de otra manera y espero que, de aquí al día 15, eso se pueda quedar en un anuncio, pero no se formalice", ha indicado.

Suficientes incertidumbres

Para el líder jeltzale, "ya hay suficientes incertidumbres" en la actual situación, como para que, "encima", se añada "más crispación". No obstante, considera que, en esta etapa, Bildu "y su entorno anti", tiene que "echar el pulso" al Ejecutivo.

"Espero que se den cuenta que es un pulso que no va contra nosotros, que nosotros no estamos en el ring. No se van a pegar con nosotros porque no vamos a aceptar que esto sea un combate de boxeo y que recapaciten y, por el bien del país y de su alternativa política, se avengan a hablar", ha apuntado en referencia al transcurso de la legislatura.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin