Ecoaula

Telefónica apuesta por el aprendizaje a lo largo de la vida

  • Telefónica hará el mayor de sus esfuerzos para impulsar la digitalización completa de España
Madrid

La digitalización ya es el presente. Si hace unos meses tratábamos de prepararnos para un futuro digital, la llegada de la pandemia Covid-19 ha hecho que se acelerasen todos los planes y la sociedad entrase en una nueva era digital. Son muchas las empresas que, analizando la rapidez de estos cambios, están llevando a cabo planes de adaptación que les permitan sobrevivir a una nueva realidad.

El pasado 30 de julio, Telefónica, consciente de la relevancia del entorno digital, presentó "Un pacto digital para reconstruir mejor nuestras sociedades y economías". Se trata de una carta de navegación para el nuevo mundo digital, que pretende poner a disposición de la sociedad la amplia experiencia de la compañía y sus recursos para ayudar a construir un mundo mejor y más inclusivo. Es así como Telefónica hará el mayor de sus esfuerzos para impulsar la digitalización completa de España.

La compañía ha dado un paso al frente y adquiere el compromiso de que en el año 2025 la fibra óptica cubra el 100% de nuestro país, y a ser líderes en la implantación de la tecnología 5G. Con este Pacto Digital, Telefónica evidencia que ya no basta con adaptarse al cambio, sino que hay que anticiparse y liderar esta profunda transformación que ya ha comenzado.

Telefónica evidencia que ya no basta con adaptarse al cambio, sino que hay que anticiparse y liderar esta profunda transformación

Cualquier cambio va precedido de uno de los pilares más importantes de la sociedad: la educación. En este sentido, Telefónica ha señalado que la verdadera transición digital debe basarse en una reforma de la educación, respondiendo a las necesidades de un mercado laboral en constante cambio. Además, debe incorporar las competencias y tecnologías digitales, así como la formación para las nuevas profesiones, generando nuevas cualificaciones para satisfacer la demanda de empleos en las carreras digitales.

Son éstas las que se encuentran en un bache que habría que tratar cuanto antes, ya que, según el World Economic Forum, en su estudio "Future of Jobs 2018", para el año 2022 las nuevas profesiones representarán prácticamente el 30%. Si se extrapolan los resultados de este informe a las grandes empresas a nivel global, se estaría cifrando en 75 millones de trabajos que pasarán a ser realizados exclusivamente por máquinas, creándose 133 millones de nuevos roles. Son estos datos los que hacen hincapié en la necesidad de adaptar la sociedad a la nueva realidad.

En esta misma línea se ha manifestado la Comisión Europea, que ha advertido recientemente que 500.000 empleos digitales quedarán sin cubrir durante este año 2020 en toda la Unión Europea pero, concretamente en España, existen más de 73.000 puestos que están sin cubrir hoy en día por falta de cualificación adecuada principalmente en las áreas digitales y tecnológicas, en definitiva, por el desequilibrio entre la oferta formativa y las demandas del mercado de trabajo.

Dos tercios de las demandas de trabajo en 2030 serán para puestos propios de la Formación Profesional

Las nuevas profesiones que trae consigo la digitalización precisa de nuevas formaciones y titulaciones. En este punto juega una especial relevancia la Formación Profesional. Según datos de la Unión Europea, prácticamente dos tercios de las demandas de trabajo en 2030 serán para puestos propios de la Formación Profesional. De hecho, en la actualidad, son los estudios más cercanos a la realidad del mercado de trabajo y dan respuesta inmediata a la necesidad actual de demanda de empleo de personal cualificado especializado en los distintos sectores profesionales.

Es por ello por lo que es clave contar con programas formativos de alta calidad, innovadores y adecuados a las necesidades de los alumnos. Por ejemplo, el 60% de los alumnos de FP del Instituto Tecnológico Telefónica compatibiliza la formación con su vida laboral y el 40% vive en pequeñas ciudades o fuera de España. por otra parte, durante el periodo de confinamiento, Miríadax, plataforma de Telefónica, abierta de MOOCs, duplicó los accesos a la misma con el fin de aprovechar este tiempo para actualizarse y formarse en las diferentes disciplinas que ofrece, llegando a contar con más de 160.000 matriculaciones en el mes de abril.

En definitiva, el Pacto Digital recoge alguna propuesta entre las que se destaca la necesidad de "revisar las metodologías de los procesos de aprendizaje para aprovechar todas las oportunidades y enseñanzas derivadas de la utilización de la enseñanza a distancia y las nuevas tecnologías; ampliar la formación profesional o la readaptación para lograr que la formación de las personas sea continua y abarque todas las etapas de la vida".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.