Ecoaula

El boom del comercio electrónico potencia las formaciones tecnológicas

  • Se necesitan conocimientos para hacer más atractivos los productos e incluso saber crear necesidades

El comercio electrónico ha sido uno de los grandes beneficiados en la crisis del COVID-19. La comodidad y, sobre todo, la seguridad que proporciona le han hecho experimentar un enorme crecimiento, por lo que son muchas las empresas que se han tenido que adecuar a él y otras tantas que tendrán que hacerlo. Para ello, el mercado necesita más profesionales formados en nuevas tecnologías que puedan dar respuesta a la gran carga de trabajo que se avecina.

"Si ya antes de esta crisis existía una demanda real de especialistas en tecnología de la información (TI), después del auge de las compras y los trámites online estos profesionales son ahora los más buscados. Se estima que la demanda supera en un 33% la oferta de trabajadores. Por eso estamos notando un aumento significativo en el interés por nuestras formaciones de cara a adaptarse laboralmente a esta nueva normalidad", destaca Leticia García, coordinadora de proyectos de Tokio School.

Desde el inicio del confinamiento, esta escuela especializada en nuevas tecnologías ha tenido un 25% más de demanda en sus programas formativos. ¿Los más buscados? Los de programación web, que triplicaron su interés en el centro; programación móvil, con más del doble de solicitudes de información desde el inicio de la crisis; y marketing digital.

"Desde el supermercado más grande hasta la tienda de la esquina han visto la importancia de estar en internet. Es realmente necesario saber adaptar los negocios al mundo online y para ello la formación es imprescindible, porque hacen falta conocimientos muy técnicos y especializados. Saber diseñar una web, gestionar los pedidos que entren en ella, actualizar stock… para todo eso hacen falta programadores. Y como el móvil es ya la herramienta que más usamos, los desarrolladores de aplicaciones son un perfil que ya presentaba una gran demanda antes de la crisis y que ahora no ha hecho más que aumentar", explica García.

Crecer y reinventarse

Tokio School recibe a alumnos que quieren prepararse para tener más opciones en el mercado laboral, pero también a muchas empresas que contratan estas formaciones para sus empleados, logrando así ser más competitivos. "Muchos de nuestros estudiantes tienen en mente montar un negocio o incluso ya cuentan con uno pero necesitan mejorar la parte relacionada con el mundo online, por lo que nuestras formaciones se adaptan perfectamente a estos perfiles. Y el hecho de que cada uno pueda hacerlo a su ritmo y de la mano de profesionales en activo que conocen el día a día del sector, hace que la mayoría de los alumnos consigan su título en menos de un año", destaca la coordinadora de proyectos de la escuela.

En el ecommerce, como ocurre detrás del mostrador, saber vender es también fundamental; se necesitan conocimientos para hacer más atractivos los productos e incluso saber crear necesidades. Por eso, en Tokio School cuentan con una carrera profesional que aúna el marketing digital y la programación, por lo que los alumnos salen doblemente preparados ya que cada día son más las empresas que buscan un pack completo cuando quieren fichar a un profesional que se encargue de todo lo referente a sus portales web.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin