Ecoaula

Cómo orientar a mis hijos para elegir estudios

  • Muchos de los alumnos que han superado este año lectivo se enfrentan al es-tresante reto de elegir qué estudiar
Madrid

4 de cada 10 alumnos no están satisfechos con los estudios que han elegido y responsabilizan a otros factores externos que les hicieron optar por una formación con la que no están realmente convencidos. Para ayudar a nuestros hijos a tomar una decisión acertada durante este próximo curso, el experto en educación y CEO de Implika Zigor Maritxalar nos da 5 recomendaciones fundamentales.

En numerosas ocasiones los estudiantes se sienten abrumados al tomar una decisión para la que no se sienten preparados debido, en gran medida, a su acotada experiencia de vida. Es en este momento cuando la figura de los padres cobra especial relevancia.

"Los padres siempre desean lo mejor para sus hijos, aunque en ocasiones la falta de infor-mación por su parte sobre los avances en el terreno profesional puede suponer un hándicap que impida el entendimiento."- Comenta Zigor Maritxalar, CEO de Implika.- "La evolución de la tecnología y la digitalización de los últimos tiempos afecta a los requerimientos por parte del mercado y las formaciones se han adaptado para dar respuesta a esta demanda. Como padres es importante estar informados sobre las nuevas disciplinas y entenderlas en un con-texto global de oportunidades."

Para orientar a los jóvenes y adolescentes a tomar una decisión sin imponer un criterio per-sonal ni forzar una elección, el experto en Educación, aporta las siguientes recomendaciones:

1.- Tener presente sus aficiones. Las aficiones pueden ser un buen punto de partida para identificar talentos naturales pero no tiene por qué ir unido a desarrollar una carrera profe-sional. Hay que ser prudentes con esto y hacer preguntas concretas de futuro, el interés que demuestre en querer investigar más sobre su hobby o querer dedicarle más tiempo, será decisivo para saber si puede subir de nivel y convertirlo en su profesión.

2.- Buscar información de calidad y potenciar el pensamiento crítico. Es responsabilidad de los padres servir de guía para sus hijos pero son ellos quienes deben elegir por sí mismos. Saber anteponer los datos y la información objetiva a una opinión personal que suele estar basada en la experiencia propia o en los conocimientos de un mercado profesional desfa-sado, es un ejercicio que puede ayudar a orientar a los adolescentes y tomar una decisión desde su propia independencia.

3.- Conocer y concienciar sobre las perspectivas laborales. Hacerles preguntas clave puede ayudar a ajustar sus preferencias. ¿De qué te gustaría trabajar?, ¿te ves en una ofi-cina, trabajando por proyectos o con horarios fijos? son solo algunas de ellas.

A día de hoy varias compañías ya se han adaptado a nuevas formas de trabajo más flexibles y menos jerárquicas. Conocer los nuevos modelos e informarles de ellos estimulará que bus-quen información y sean consecuentes con su elección.

4.- Mentalidad flexible. Es recomendable evitar los prejuicios ante algunos sectores labora-les y favorecer la reflexión de los jóvenes sobre sus fortalezas, debilidades, metas y estilo de vida. Para ello es necesario que se sientan seguros y comprendidos en sus apreciaciones, así podrán elegir unos estudios más cercanos a sus competencias.

5.- Orientación profesional. La figura de los asesores pedagógicos de los centros de forma-ción cobran especial relevancia en estos momentos de toma de decisiones. Valorar el perfil de los alumnos y darles toda la información relevante sobre programas formativos, calidad de las prácticas e inserción laboral, puede ser definitivo cuando se baraja más de una opción.

Durante este período es importante que los nuevos estudiantes se sientan apoyados. Aplicar estas claves puede propiciar una elección responsable, autónoma y acertada.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin