Ecoaula

La Rioja dice que "no habrá aprobado general" si bien habrá "más flexibilidad, nunca en perjuicio del alumno"

  • Ha señalado que sobre el proceso de escolarización no se ha tomado la decisión definitiva
Logroño

El consejero de Educación y Cultura del Gobierno riojano, Luis Cacho, ha asegurado que "no habrá aprobado general" para los estudiantes, si bien habrá "más flexibilidad, nunca en perjuicio del alumno".

En comparecencia de prensa, realizada por streaming, Cacho ha analizado los acuerdos de la Conferencia Sectorial de Educación, que se celebró ayer. En este punto, ha destacado la "adhesión completa" a lo acordado, al tiempo que ha recordado que se tuvieron en cuenta varias sugerencias aportadas por la comunidad riojana, así como que supone un documento "válido y necesario en estos momentos sobre todo para aportar la certidumbre necesaria a la comunidad educativa, que está realizando un gran esfuerzo".

A continuación, ha insistido en la "flexibilidad" que debe haber en los criterios administrativos, como la evaluación, promoción o titulación. En este punto, ha reseñado que "el curso escolar continua, y finalizará el 22 y 23 de junio, mientras que a final de junio lo hará la actividad docente".

Cacho, en su intervención, ha dejado claro que "no habrá aprobado general, por lo que todos los alumnos y docentes deben mantener la actividad lectiva para el mejor aprovechamiento académico y de aprendizaje posible". No obstante, ha matizado que la "excepcionalidad de la situación requiere un planteamiento excepcional, más flexible, y siempre a favor del alumno, que no supone un aprobado general, por lo que serán los propios docentes los que tendrán la última palabra".

Todo ello, porque ha proseguido Cacho "son los más capacitados para valorar en último extremo la valoración final del alumno, sobre si debe aprobar o no, o si debe promocionar o repetir", ante lo que ha apostillado que "es posible el suspenso y la repetición".

El consejero de Educación también ha indicado que esta evaluación "es más especial, lo que no quiere decir que sea más benévola, sino más comprensiva porque debe ser más global", para ver al alumno "como un conjunto de factores más allá de sus conocimientos y competencias, sino desde su situación vital en movimiento y en desarrollo".

Sin bajada de notas

Por ello, ha asegurado que deber ser una evaluación "global, continua, diagnóstica y polística", en la que se tenga en cuenta con dos primeros trimestres presenciales y uno distinto "orientado hacia el repaso y refuerzo".

En este punto, el consejero ha asegurado que esa evaluación "no podrá ser nunca en perjuicio del alumno, por lo que no se podrá bajar o empeorar las calificaciones obtenidas en los dos primeros trimestres". Serán, por ello, los docentes, de forma colegiada, y "poniendo el foco en el alumno, los que podrán discriminar si lo mejor es el aprobado o suspenso, o la promoción o repetición", para a continuación recordar que la repetición "debe ser una medida excepcional siempre, y ahora con más razón". Ha recordado que se considerará que el alumno titula "cuando haya adquirido los suficientes objetivos generales de la etapa".

Sobre la apertura de los centros en julio, Cacho ha recordado que "no hay que confundirlo con la actividad lectiva" sino que se haría para ofrecer refuerzo de los conocimientos, y llevado a cabo por "otros agentes sociales, de empresas deportivas o artísticas, o algún docente que se quiera sumar".

Ha señalado que sobre el proceso de escolarización no se ha tomado la decisión definitiva, si bien a finales de abril se decidirá si, por las circunstancias, se debe hacer únicamente de manera virtual. Además, ha indicado que las prácticas de FP se reducirán a las horas mínimas, 220, estudiándose cómo poder realizarlas, así como el reparto de unas 9.500 tabletas, algunas con conexión 4G.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin