Ecoaula

Enseñar en remoto en tiempos de emergencia

  • Tratar de facilitar el aprendizaje online necesita de un cuidadoso diseño y planificación
Madrid

Al principio de mi experiencia docente, un excelente profesor jesuita, que había enseñado literatura comparada en las mejores universidades del mundo, me dio varios consejos para tratar de ser un buen pedagogo. En estos días de muchos cambios docentes, me han venido a la memoria especialmente dos de aquellas recomendaciones: prepara muy bien pedagógicamente cada sesión, y "ama" a tus alumnos/as. Sus palabras me resuenan con fuerza estos días en que todos andamos batallando con la enseñanza en remoto.

En estos tiempos de mudanzas, tratar de pasar las clases presenciales a online, requiere de un extra de mucha preparación. El reto es que no disponemos de este tiempo para diseñar las cosas con calma. Por eso, de la experiencia propia y de varios compañeros estos días, nos gustaría señalar algo fundamental que nos está ayudando a la hora de preparar estas sesiones online: "lo primero es volver a lo básico", recuperar la esencia. Tratemos de dar dos pasos para atrás y repasemos a fondo que es lo que queremos que los participantes aprendan de la sesión, y a partir de ahí, reconstruyamos la sesión, simplifiquemos, y vayamos a lo esencial.

Sobre el segundo consejo, "ama" a tus alumnos/as, cómo se consigue realmente entender a los participantes online. La tentación, al no estar con ellos/as presencialmente, es hablar a la cámara, y "actuar" ignorando a los participantes. Pues no, ahora más que nunca, los has de conocer, llamarlos por su nombre, darles voz, construir espacios para participar, proveerles de feedback, etc.

En las difíciles circunstancias actuales puede existir la tentación de tratar de comparar la rica tradición de la educación online de alta calidad, con la enseñanza remota de emergencia que estamos viviendo estas semanas. Hay muchas personas expertas, investigadoras y del mundo académico, que hace más de veinte años se vienen dedicando a la educación utilizando la tecnología. Este grupo de académicos viene desarrollando muchas soluciones tecnológicas diferentes, que abarcan desde la educación a distancia, pasando por un mix entre online y presencial, hasta la educación a través del móvil. Y, lo que es más interesante, en numerosos estudios han demostrado que en muchos casos la formación online puede ser igual de efectiva o incluso ayudar a un mejor aprendizaje de los participantes. Ahora bien, estos investigadores también señalan que tratar de facilitar el aprendizaje online necesita de un cuidadoso diseño y planificación de la formación.

Por eso para terminar queríamos compartir la idea de que mover de golpe muchas asignaturas a la formación "online" puede acentuar que algunas personas tengan la percepción de que la formación a distancia es de más baja calidad. Cuando sabemos que esto no es así. Y nos gustaría señalar que los aprendizajes que vamos a tener de esta enseñanza en remoto nos van a permitir afrontar la verdadera formación online con más seguridad en el futuro.

Ahora bien, el aprendizaje principal de estos tiempos de alteraciones educativas es que cuando volvamos a las clases presenciales tendremos que preguntarnos si estamos realmente aprovechando el tiempo presencial de nuestros participantes. Si aquella sesión pedagógicamente la hemos diseñado a fondo para que los participantes tengan una verdadera experiencia de aprendizaje. Estamos pues, sí o sí, abocados a innovar en la forma de enseñar, presencial y online. No nos durmamos.

Elaborado por Alfred Vernis, Profesor del Departamento de Estrategia de Esade

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0