Ecoaula

Moverse al e-learning

  • El mismo día 10 de marzo activamos nuestro protocolo con decisión y cerramos los centros físicos
Madrid

La mayoría de la población constatamos que las autoridades se estaban tomando realmente en serio el asunto del COVID-19 el día en el que se prohibió la asistencia física a los centros educativos.

Cuando esto ocurrió, en el sector de la alta educación, algunas instituciones se hicieron las remolonas y aguantaron unos días dando clases presenciales, otras pararon totalmente su actividad hasta que se levantara la prohibición de impartir presencialmente, y otras muchas se aventuraron con mayor o menor fortuna por la opción del e-learning.

En el caso de ISDI las decisiones se tomaron a la velocidad del rayo: no en vano llevábamos semanas refinando nuestro protocolo de actuación para este tipo de acontecimientos y probándolo con casos de uso reales.

Para proteger nuestro ecosistema y evitar la propagación del virus, el mismo día 10 de marzo activamos nuestro protocolo con decisión y cerramos los centros físicos, mandando a la protección de sus casas a los alumnos y a todo el equipo de ISDI. En apenas unas horas migramos todas nuestras clases presenciales a e-learning, pasando a más de 400 alumnos de 15 programas a formación online y logrando que más de 50 profesores impartieran clases desde la seguridad de sus hogares, todos ellos conectados simultáneamente en remoto a través de nuestras plataformas y asistidos a distancia por nuestros técnicos en e-learning y program managers.

El resultado ha sido muy bueno. En lo que llevamos de blackout analógico no hemos perdido ni una sola hora de clase e incluso en este último fin de semana nuestros alumnos han puntuado las clases impartidas con las calificaciones más altas de toda nuestra historia.

Además, hemos reforzado la conexión con nuestra comunidad de alumni X-ISDI lanzando para ellos una oferta online de formación continua. En este sentido hemos desarrollado los learnings tracks Tackling Covid-19 y habilitado nuestras aulas virtuales para que puedan asistir hasta 500 usuarios simultáneos. La activación de nuestro ecosistema está permitiéndonos además canalizar muchas iniciativas de sus miembros, deseosos de contribuir en la solución de la crisis.

En paralelo, estamos trabajando muy cerca con nuestros clientes In Company, conscientes de que la formación de sus empleados no puede parar y de la importancia de impartir actividades en remoto, proporcionándoles soluciones a medida poniendo a su disposición nuestra tecnología, metodología y soporte.

Por último, conscientes de que ahí fuera hay muchas personas que van a necesitar o elegir emplear su tiempo en formarse en negocio digital para esta nueva época, en estos meses de cuarentena estamos potenciando nuevos programas en formato e-learning (como el Online DIBEX o el Online MIB).

Al ser ISDI una empresa nativa digital hemos podido afrontar la situación de manera muy rápida y eficiente. Nuestro equipo teletrabaja en remoto de manera habitual por principios de conciliación y eficiencia. Llevamos cinco años de experiencia en programas online formando a cientos de alumnos. Otras escuelas cuentan con modelos de plataformas de e-learning pesados que obliga a sus profesores y técnicos a acudir a los centros a impartir desde allí y que son difícilmente escalables. El modelo tecnológico de ISDI se basa en integración de diferentes plataformas en la nube, muy flexible y totalmente escalable para situaciones como la actual en la que tanto alumnos, como profesores como personal de soporte pueden interactuar desde kilómetros de distancia. Pero lo más importante en la experiencia online es la metodología académica, adaptada a las circunstancias especificas de este tipo de educación y muy diferentes a la que se aplican presencialmente.

Tras esta crisis, muchas de las barreras que prevenían el desarrollo del e-learning habrán saltado por los aires y los usuarios estarán mucho mejor preparados y serán mucho más exigentes para escoger la mejor experiencia de formación a distancia.

Elaborado por Ignacio (Nacho) De Pinedo Palomero co Founder & CEO at ISDI

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.