Ecoaula

Galicia combate la obesidad infantil y promueve la vida activa por séptimo curso consecutivo

  • En total, han participado en ocho años 141 centros educativos de 73 ayuntamientos
Santiago de Compostela

La Comunidad gallega cuenta con un programa autonómico para combatir la obesidad infantil y promover los estilos de vida activa por séptimo año consecutivo.

A través de una "alianza estratégica" firmada este miércoles entre la Consellería de Educación, Sanidade y la Secretaría Xeral para el Deporte en un centro educativo de Friol (Lugo), el Gobierno gallego ha impulsado esta iniciativa en los centros escolares gallegos, que lleva en activo desde el curso 2012/2013.

Desde entonces, los colegios involucrados en "Proxecto de Vida Activa" han tratado de "hacer frente a uno de los grandes desafíos de la salud pública de comienzos del siglo XXI, el aumento de las muertes, enfermedades y discapacidades provocadas por el sedentarismo".

Además, la conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, ha asegurado al respecto de esta iniciativa que también desarrolla "elementos transversales como la educación en valores" y que todo eso "perdure fuera del centro escolar".

Por su parte, el titular del departamento de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, ha puesto el énfasis en la "atención a la diversidad" de este programa "con el fin de establecer pautas y recomendaciones seguras para aquellos niños que ya están sufriendo una patología crónica de base pero que, con una recomendación individualizada, pueden beneficiarse de la actividad física".

En total, han participado en ocho años 141 centros educativos de 73 ayuntamientos. Se han realizado 26.606 valoraciones de condición física saludable a 15.651 alumnos y alumnas de entre 6 y 16 años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.