Ecoaula

Las protestas por la ley de ciudadanía india se extienden por las universidades

  • Un grupo de estudiantes ha lanzado piedras a las puertas de una universidad de Lucknow
Nueva Delhi

Las protestas contra la nueva ley de ciudadanía aprobada la semana pasada en India se han extendido este lunes por diversos campus universitarios, un día después de que un centenar de personas resultasen heridas por una intervención policial en la universidad Jamia Millia Islamia de la capital, Nueva Delhi.

El Parlamento dio luz verde a una reforma que facilita la nacionalidad para las minorías religiosas llegadas antes de 2015 desde Bangladesh, Pakistán o Afganistán, asumiendo que sufrieron persecución. El texto excluye a los musulmanes, lo que, según los críticos, contraviene la laicidad constitucional.

Un grupo de estudiantes ha lanzado piedras a las puertas de una universidad de Lucknow, en un intento por romper el cordón policial e iniciar una manifestación a la que finalmente se han sumado decenas de jóvenes de otro centro. Además de en Nueva Delhi, también se han registrado choques en una universidad del estado de Uttar Pradesh.

También se han registrado incidentes de madrugada en el Instituto de Tecnología y en el Instituto Tata de Ciencias Sociales en Bombay, a la espera de otras movilizaciones previstas para este lunes en la principal universidad de esta megaurbe. También se han convocado marchas en Bangalore, en el sur del país.

Critican a las autoridades

El rector de la universidad Jamia Millia Islamia de Nueva Delhi, Najma Ajtar, ha solicitado una investigación sobre los sucesos del domingo, habida cuenta de las especiales provisiones que se contemplan para la entrada de las fuerzas de seguridad en el campus. "No se espera que la Policía entre en la universidad y golpee a los estudiantes", ha dicho en rueda de prensa.

Cientos de personas se han concentrado ante la principal sede policial de Nueva Delhi para protestar contra la supuesta brutalidad de la intervención del domingo. La Policía, sin embargo, ha defendido que actuó en todo momento con contención.

El líder del opositor Partido del Congreso, Rahul Gandhi, ha llamado a la resistencia pasiva frente a las "armas sucias" que ha atribuido a las autoridades, a las que ha acusado de fomentar la división social mediante una ley de ciudadanía que terminará en manos de los tribunales.

El partido gobernante ha negado que la reforma tenga sesgo por razones religiosas y el primer ministro, Narendra Modi, advirtió el domingo en un acto público de que su gobierno no dará marcha atrás a una decisión que considera "correcta al mil por cien".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin