Divisas

Alemania y el PMI llevan al euro a corregir con fuerza contra el dólar

El euro cede más de un 0,5% contra el dólar en la negociación europea lastrado por la caída del optimismo entre las empresas de la eurozona y por los malos datos macroeconómicos de Alemania en el tercer trimestre.

La divisa común se depreció hoy en la negociación europea del mercado de divisas y a las se cambiaba a 1,1344 dólares, frente a los 1,1406 dólares a que se negociaba ayer a la misma hora.

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el tipo de cambio de referencia en los 1,1352 dólares. La consultora Markit publicó hoy su índice de confianza empresarial, que en noviembre se hundió hasta su peor valor en casi cuatro años, y en el que destacan los malos datos de Alemania.

La mayor economía del continente también fue protagonista de malas noticias por la difusión del detallado de su comportamiento en el tercer trimestre, que como ya habían avanzado la semana pasada las autoridades del país se contrajo un 0,2%, el primer retroceso de su producto interior bruto (PIB) desde el primer trimestre de 2015.

La causa de este revés, explicó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis) reside en los problemas experimentados en dos pilares de la economía alemana: el sector exterior y la industria automotriz.

La caída de las exportaciones, fruto de las incertidumbres en el comercio global, hizo que la contribución del sector exterior al PIB fuese negativa, mientras que en el sector del motor problemas en la adopción de nuevos estándares de polución llevaron a una contracción de la demanda, que hizo que se resintiese el consumo doméstico.

El euro osciló hoy en una horquilla amplia, entre los 1,1421 y los 1,1334 dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.