Divisas

La libra se comporta como una divisa emergente: sus 'privilegios' están en peligro

  • "Los inversores empiezan a analizar la libra como a una divisa emergente"
Foto de Reuters

Desde que el 'Brexit duro' ha empezado a ser más que una posibilidad, los mercados financieros británicos han sufrido fuertes turbulencias, que desde Bloomberg comparan con los vaivenes que suelen protagonizar los mercados emergentes. Estos movimientos de activos tan importantes como la libra o los bonos soberanos del Reino Unido han llevado a la agencia Standard & Poor's a realizar duras advertencias: la libra podría perder su estatus de divisa de reserva internacional, es decir, podría dejar de ser considerada como una moneda con derechos especiales de giro por el FMI, a la par que bancos centrales y otras grandes instituciones podrían dejar de confiar en esta divisa para mantener parte de sus reservas.

Ravi Bhatia, director de calificaciones soberanas para el Reino Unido de S&P, explica que "para ser una divisa de reserva el mundo debe confiar en ella y mantener parte del ahorro en esa divisa. Si la libra pierde este estatus, se esfuman otras ventajas clave", declara este experto. 

Este experto comenta al diario Independent que el Gobierno no parece muy preocupado por las consecuencias de un Brexit duro. Desde el Reino Unido se cree que el elevado peso del país y su poderío económico terminará por ser más importante que las tiranteces y los piques. Pero los mercados están dejando entrever que las amenazas no son meros faroles. 

El comportamiento de los mercados

"Los inversores están analizando un número cada vez mayor de activos del Reino Unido con la misma lupa que analizan a los emergentes, en medio de un cambio de los fundamentales económicos del país a medio y largo plazo", según sostiene Chris Scicluna, estratega de Daiwa Capital Markets Europe.

Movimiento intradía libra-dolar (viernes 14 de octubre 9

"La libra esterlina es la expresión más pura del temor de los inversores, el riesgo político en los mercados desarrollados también existe", asegura Nicholas Spiro, socio en Lauressa Advisory, una firma consultora con sede en Londres. "Mientras que el peso mexicano (la moneda más líquida del mercado emergente) está compitiendo directamente con la libra esterlina este año, y es la libra la que se ha convertido en representante de la volatilidad de los mercados".

Jordan Rochester, estratega de Nomura, comenta que las divisas con estatus de reserva suelen tener cierta correlación con el interés (inverso al precio) de la deuda soberana. Es decir, cuando el interés de la deuda sube la libra suele apreciarse. Sin embargo, en las últimas semanas se están presenciando "ventas masivas de deuda británica, combinadas con ventas masivas de libras".

Un aumento en las expectativas de inflación, producto del desplome de la libra, combinado con la incertidumbre fiscal a medio plazo de un país fuerza de la Unión Europea, podría justificar "la venta sincronizada de libras y deuda soberana británica", asegura Chris Scicluna.

"La libra solía ser una divisa relativamente simple que se movía al son de eventos cíclicos y datos importante, pero ahora se ha convertido en una moneda política y estructural", escribió David Bloom, estratega de HSBC.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin