Distribución

EEUU aprueba IQos, el dispositivo de tabaco calentado de 'Marlboro'

  • Philip Morris defiende el Iqos como alternativa al cigarrillo tradicional
  • La compañía asegura que 7,3 millones de personas ya lo han sustituido

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha autorizado a la tabaquera Philip Morris a que venda su dispositivo Iqos en el país norteamericano, según ha anunciado en un comunicado. La FDA ha concluido que el producto que planea vender Philip Morris es "apropiado" para la protección de la salud pública ya que produce "menos toxinas o menores niveles de las mismas toxinas" que los cigarrillos de combustión tradicionales.

La FDA ha autorizado, en concreto, la comercialización de tres tipos de recarga para el dispositivo, todos de la marca Marlboro. La agencia gubernamental ha precisado, no obstante, que, aunque Philip Morris califique al Iqos como tabaco "calentado", el producto entra dentro de la categoría del cigarrillo y tiene as mismas restricciones a la hora de anunciarse o venderse.

André Calantzopoulos, consejero delegado de Philip Morris ha asegurado que la autorización "es un hito histórico" y "supone un importante paso adelante para los cerca de 40 millones de hombres y mujeres fumadores en estadounidenses", después de que 7,3 millones de personas hayan sustituido ya el cigarrillo por este dispositivo en todo el mundo.

Calantzopoulos ha insistido en que "todos los que trabajamos en Philip Morris estamos decididos a reemplazar los cigarrillos por alternativas sin humo, que combinan la tecnología sofisticada con una validación científica exhaustiva".

Desarrollo en España

En España, Philip Morris ha reforzado su apuesta por la nueva generación de tecnología para el calentamiento de tabaco con el lanzamiento de nuevos dispositivos en el mercado español. Se trata de IQOS3 y IQOS3 Multi. Este lanzamiento supone para la compañía consolidar la expansión de IQOS en nuestro país, así como de la categoría de tabaco calentado. Según explicó el pasado mes de febrero Enrique Jiménez, director general de Philip Morris para España y Portugal, el gran reto es que estos productos, libres de combustión y humo, vayan sustituyendo de forma progresiva al cigarrillo tradicional.

"El objetivo marcado a nivel internacional es que al menos el 30 por ciento de nuestras ventas totales provengan de esta categoría. En términos poblacionales, equivaldría a que 40 millones de fumadores de todo el mundo se pasaran a estos productos", aseguró Jiménez.

En su opinión, "el desarrollo de productos más innovadores e intuitivos como los nuevos lanzamientos será clave para facilitar que fumadores adultos se pasen a estas alternativas".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud